Etiquetas

Esta semana, en Córdoba capital la temperatura mínima en la ciudad ha rondado los 4ºC y ha habido días donde la máxima se ha quedado en 11ºC. Las bajas temperaturas de esta época del año se han hecho patente esta semana, en especial, en los 19 colegios de la capital que cuentan con máquinas nuevas de climatización desde hace más de un año pero están a estrenar porque no cuentan con la adaptación de la instalación eléctrica prometida para poder enchufarlas. Los casos más sangrantes se dan en colegios como el CEIP Fernán Pérez de Oliva, donde además llevan desde el invierno pasado con la caldera averiada: sin ella, sin poder enchufar la climatización nueva, con las ventanas abiertas por la Covid y con la llegada del frío, los abrigos y las mantas han poblado en estos días las aulas para poder dar clase.

Con la llegada de las temperaturas invernales, se repite la historia de los meses de calor en Córdoba y estos centros no pueden utilizar una climatización que, en medio de la pandemia de la Covid, "renovarían el aire casi tan bien como lo hace una ventana abierta y permitirían no tener tanto frío sin aumentar el riesgo de contagio", exponen desde el colectivo conformado por estos colegios, SOS Climatización, perteneciente a la Plataforma Niñ@s del Sur.

"Hartas de que se nos ignore y que nuestras hijas e hijos acudan al colegio en estas condiciones, que se dan en varios centros" -dicen-, van a elevar una queja y pedir amparo al Defensor del Pueblo Andaluz por la situación que viven los escolares en los centros, según han confirmado a este periódico.

Cuatro años y medio de espera

Fue en 2017, tras un mes de junio en el que el termómetro se movió en máximas entre los 39°C y los 41°C y el calor se hizo insoportable en los colegios, cuando las protestas de madres y padres del alumnado, y de los docentes por las condiciones con las que tenían que dar clase, desembocaron en que el Ayuntamiento se comprometió a climatizar 19 colegios de la capital. Hoy, más de cuatro años después, las máquinas de climatización están colocadas, relucientes y a estrenar, pero va a pasar cerca de año y medio -sus veranos y sus inviernos incluidos-, sin poder utilizarse.

En ese tiempo, el Ayuntamiento diseñó y ejecutó los proyectos de climatización en esos 19 colegios, que incluían desde el cambio de ventanas y luminarias a mejoras en la envolvente térmica de los edificios y, también, la instalación de máquinas de refrigeración y calor. Lo que no se hizo a la vez, sino mucho tiempo después, fueron los proyectos para cambiar la instalación eléctrica de los colegios, con décadas de antigüedad y obsoletas para soportar la potencia que los nuevos equipos de climatización requieren.

Ejecutar las obras en las vacaciones de Navidad

Y es tanto tiempo después, que con los contratos de las instalaciones eléctricas tramitados por el Ayuntamiento, la última novedad aportada por el delegado de Infraestructuras del Ayuntamiento, David Dorado, en el Pleno municipal de la pasada semana, fue que "la contratación está en fase final y la previsión es que, si no hay ninguna incidencia administrativa, ejecutar la obra en el periodo vacacional de Navidad".

Desde la comunidad educativa, dudan que las obras puedan ejecutarse en ese nuevo plazo dado si aún no se han adjudicado. Las empresas tienen un mes y medio para hacerlas, si bien podrían comprometerese a realizarlas con más premura. Pero las vacaciones navideñas duran bastante menos.

Hay que recordar que las máquinas de climatización están colocadas desde septiembre de 2020, pero la previsión es que las nuevas instalaciones eléctricas para poder ponerlas en marcha no estén listas, al menos y si los últimos plazos dados se cumplen, hasta bien entrado este invierno. Y ahora, de nuevo con la llegada de las bajas temperaturas en Córdoba, los colegios concluirán el primer trimestre del curso sin la nueva climatización y con serios problemas en las antiguas.

La paradoja en la que se ven estos 19 centros educativos se ha hecho palpable a lo largo del pasado curso y del actual cada día. Las máquinas y la instalación de climatización, relucientes, a estrenar, colocadas desde septiembre de 2020, son la expresión palpable de la situación “surrealista” que vienen denunciando las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPAS), docentes y sindicatos. Y que, ahora, ante el frío del invierno que viene, va a llegar hasta el Defensor del Pueblo.

Etiquetas
stats