ISLA DE TOALLITAS
Diez toneladas de residuos y toallitas se retiraron de la isla del Guadalquivir en Córdoba

Trabajos para retirar la isla de las toallitas

Diez toneladas. Diez mil kilos de residuos, basura, lodo y toallitas falsamente llamadas biodegradables. Esa es la cantidad que los operarios de Tragsa recogieron este martes de la superficie de la isla de sedimentos que emergió en el río Guadalquivir a su paso por la Torre de La Calahorra de Córdoba y los Sotos de la Albolafia.

Cómo se ha formado una isla de toallitas y sedimentos en el río Guadalquivir

Cómo se ha formado una isla de toallitas y sedimentos en el río Guadalquivir

El dato lo ha dado este miércoles el delegado territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta, Rafael Martínez, que ha informado de los trabajos que están llevando a cabo Tragsa y la Junta para eliminar los restos del islote.

Desde esta mañana, de hecho, una retroexcavadora ha comenzado a retirar sedimentos y lodos. Una parte de ellos van con una excavadora hacia el vertedero, y otra parte de sedimentos limpios, se extienden en las zonas interiores de los Sotos de la Albolafia. La isla, de hecho, ya ha disminuido bastante sus dimensiones.

El trabajo de este martes, sin embargo, fue manual. Los operarios llegaron a la isla y estuvieron retirando los desperdicios. De la superficie del islote salieron 10.000 kilos de residuos, según el delegado, que ha señalado todo lo ocurrido con la isla de toallitas en la última semana “quizá haya venido bien para que la sociedad se de cuenta de dónde acaban las cosas que tiran por el inodoro”.

“Las toallitas son lo que se ve, lo más llamativo. Pero había mucha más suciedad”, ha señalado Martínez, que ha agradecido que el Ayuntamiento haya estado limpiando los colectores y aliviaderos del Guadalquivir, y ha recordado a la ciudadanía que tirar residuos de manera inapropiada “tiene impacto ambiental y económico”.

La previsión es que, entre este miércoles y este jueves, la isla desaparezca del Guadalquivir. Con ella se irán también las miradas de curiosos que se han acercado a verla. Hoy, de hecho, sorprendía el despliegue mediático de cámaras y micrófonos junto al río.

Todo por un islote de cuya suciedad advirtió el activista Pepe Larios, una de las figuras más apreciadas del ecologismo en Andalucía y conocedor del río por su pasión por la ornitología. Él fue quien dio la voz de alarma la semana pasada por el aumento de envergadura que presentaba la isla, que estaba plagada de toallitas y sedimentos que se habían formado junto al monumento.

Etiquetas
stats