El secretario se convierte en el protagonista del Pleno

La alcaldesa y el secretario del Pleno en una imagen de archivo | MADERO CUBERO

El secretario del Pleno, Valeriano Lavela, se ha convertido en el protagonista de la sesión ordinaria del mes de noviembre. En el Pleno de este viernes, Lavela ha contradicho en varias ocasiones al equipo de gobierno. En tres asuntos concretos (uno de ellos a puerta cerrada) el secretario ha advertido de la "inseguridad jurídica" que estaba desarrollando el Pleno con sus decisiones.

Ya el jueves, Lavela introdujo en las urgencias del orden del día del Pleno del Ayuntamiento el punto aprobado en la Gerencia de Urbanismo que impide a Cosmos incinerar. El punto no llegó a ser discutido ya que la presidenta-alcaldesa, Isabel Ambrosio, entendió que todavía no procedía someterlo a votación. Antes del Pleno y a puerta cerrada, y a petición de la alcaldesa, Valeriano Lavela explicó su postura sobre el asunto, que no trascendió públicamente.

En el desarrollo del Pleno y en la parte dispositiva, Valeriano Lavela intervino para recordar su informe bomba sobre la Gerencia de Urbanismo. En el orden del día había cuatro puntos procedentes de la Gerencia y Lavela aprovechó para recordar que si habían sido llevados a cabo por algún trabajador no funcionario podrían ser irregulares o anulables.

En ese momento, el grupo popular, a través del expresidente de la Gerencia, Luis Martin, anunció que se abstenía. A partir de ahí tomó la palabra el socialista Emilio Aumente que pidió al secretario que hiciera un informe sobre los trámites seguidos en la Gerencia "en los últimos cuatro años" en los que Luis Martín fue su presidente. El portavoz del PP, José María Bellido, reclamó que el informe se retrotrajera años atrás, también con gobiernos del PSOE e IU.

Más tarde, Lavela volvió a intervenir. Lo hizo para leer otro informe que había elaborado sobre una moción que presentaba el grupo del PSOE sobre los 15 minutos que se les iba a dejar a los trabajadores del Ayuntamiento para facilitar la conciliación familiar. El secretario del Pleno entendía que la moción no procedía, ya que la decisión correspondía a la Junta de Gobierno y que debería ser asumida con los correspondientes informes jurídicas.

El grupo municipal del PP asumió la tesis del secretario. Su portavoz, José María Bellido, declinó hasta intervenir en la moción, al no estar de acuerdo con su fin. De hecho, los populares votaron a favor de retirar la moción, que finalmente se discutió. PSOE, Ganemos e IU entendieron que se trataba de una "moción política" que instaba al propio Ayuntamiento a tomar una decisión. El portavoz de Ciudadanos, David Dorado, entendió que era innecesaria su discusión y que correspondía al Ayuntamiento tomar la decisión.

Finalmente, la moción fue aprobada con los votos a favor del PSOE, IU y Ganemos, y con la abstención del PP, Ciudadanos y UCOR.

Etiquetas
stats