Recogen firmas para evitar el adiós de una taberna clásica: “El Gallo no se cierra”

Cartel que se puede leer en la Taberna El Gallo | ALEX GALLEGOS

“La Taberna El Gallo no se cierra”. Titular directo para una petición que se veía venir. A media tarde de este viernes, una petición de recogida de firmas en el portal de change. org empezaba a correr de móvil en móvil entre los clientes y simpatizantes de la mítica Taberna El Gallo, cuyo cierre parece inminente, después de que haya fallecido la titular del contrato de arrendamiento.

El creador de la recogida de firmas, Leopoldo Tena, explica que El Gallo es “un establecimiento que ocupa un lugar de privilegio entre el selecto grupo de clásicas tabernas cordobesas, que forma parte del patrimonio material e inmaterial de Córdoba”, y que, por tanto, “debe ser protegido de la especulación e intentar lo posible por evitar su cierre”. Bajo esta premisa, en las primeras dos horas unas 300 personas se adherían a la petición. Van camino del millar.

Alguno de los firmantes del apoyo, como Antonio José Márquez, señalaba que El Gallo es “una taberna emblemática” y que “estos sitios no deberían perderse”. Otro, Antonio Cerrato, afirmaba que El Gallo debe ser declarada Bien de Interés Cultural (BIC) y retaba a los promotores: “¿Iniciamos el expediente?”.

Esta petición, aunque pueda parecer estrambótica, ya se ha estudiado en otros lugares. En Córdoba no hay precedentes, pero ya hay varias ciudades españolas que han tomado cartas en el asunto ante el cierre de longevos establecimientos comerciales y de servicios singulares motivado por el incremento de los alquileres tras la disolución de las rentas antiguas. Éste sería el caso de la Taberna El Gallo, cuyo cierre responde a que la propiedad del local no está demasiado interesada en renegociar la continuidad del establecimiento en el edificio, ubicado en una de las zonas con alquileres comerciales más altos de la ciudad.

Este tipo de legislación se engloba dentro de la denominación “Establecimientos Emblemáticos”, que recoge iniciativas de apoyo a este tipo de negocios por parte de los ayuntamientos. Hasta el momento, Barcelona -que fue la pionera-, Valencia, Santiago de Compostela , Pamplona y Palma de Mallorca ya han implementado actuaciones de esta naturaleza.

A nivel andaluz, la Cámara de Comercio de Sevilla, con la colaboración del Ayuntamiento, la Dirección General de Comercio de la Junta de Andalucía y las asociaciones empresariales han creado el proyecto denominado Establecimientos emblemáticos de Sevilla, con el que buscan apoyar al sector empresarial de la hostelería, los hoteles y el comercio sevillano.

En Córdoba también hay quien, como esta recogida de firmas apunta, sostiene que se podría considerar una normativa parecida dada la importancia social e histórica que tienen locales como la Taberna El Gallo, una de las más antiguas de Córdoba, solo superada por un puñado de espacios centenarios -Taberna El Pisto, Sociedad de Plateros, la Taberna Regina, la Taberna Salinas, el Bar El 6, todas ellas fundadas en el siglo XIX-, y que, al contrario que todas éstas, mantenía su aspecto practicamente tal y como se concibió en el año 1936.

Mientras tanto, en la calle María Cristina, la persiana de El Gallo sigue echada. El olor es distinto. Quizá haya algo menos de alegría. Lo único que ha cambiado es el cartel explicativo, que ha pasado de un “Cerrado por defunción” a un “Cerrado por inventario y adaptación”. Quién sabe si al final el cierre de El Gallo no termina con una adaptación de la normativa.

Etiquetas
stats