Vista De La Plataforma Sur De El Cabril.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha expresado este jueves en el Pleno del Parlamento de Andalucía su rechazo a “las formas y al fondo” del proyecto anunciado por el Gobierno de ampliación del cementario nuclear de El Cabril en Hornachuelos.

“No estamos de acuerdo ni en las formas ni el fondo”, ha sostenido Moreno en respuesta a una pregunta de la portavoz del Grupo Mixto-Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, sobre gestión de residuos, tras explicar el anuncio del Gobierno de mantener abierto El Cabril hasta 2035 con el añadido de duplicar su almacenamiento de residuos de baja y media intensidad.

“Se lo hemos dicho al Gobierno”, ha proseguido explicando el presidente andaluz, quien ha reclamado al Gobierno que “estas cosas se hablan, no se imponen”, argumento al que ha añadido una razón de fondo como que “no se han evaluado todos los impactos” para advertir del hecho de que “todos los residuos de España se enviarán a El Cabril como consecuencia de la ampliación”.

Rodríguez ha espetado al presidente de la Junta de Andalucía, tras aludir a su estancia en la feria turística World Travel Market (WTM) en Londres “vendiendo el destino para nómadas energéticos”, “que no queremos ser el vertedero del desarrollo sostenible de otros”, argumento al que el presidente de la Junta ha replicado que “el 82% de esos residuos son nuestros”, en referencia al almacenamiento en Nerva (Huelva) tras apuntar, con datos de 2020, que de cerca del millón de toneladas que gestionó, un 20% procedía de otras comunidades autónomas y un 7,8% de otros países.

Sobre el vertedero de Nerva ha explicado Moreno que se trabaja en el cierre ordenado de una instalación cuya creación es de 1995 y que ya tiene el 21% de la superficie sellada a la espera de la modificación de la Autoridad Ambiental Integrada (AAI), antes de advertir que una instalación de esta naturaleza “lo cierra la autoridad judicial”, mientras que ha explicado que la competencia de la Junta es de “aceptar o rechazar residuos de la Unión Europea, de terceros países es competencia del Gobierno”.

Teresa Rodríguez ha recordado que en febrero de este año el vertedero de Nerva recibía 12.000 toneladas de residuos procedentes de Montenegro “que atravesaban Andalucía en camiones y se enterraban de forma poco ortodoxa”, antes de instar a “desvincular el futuro del municipio del vertedero” tras lamentar “estar importando mierda tóxica del resto de Europa”.

Ha sumado la portavoz de Adelante Andalucía a su retrato la ampliación de El Cabril, los 120 millones de toneladas de residuos en las balsas de fosfoyesos en Huelva “a 500 metros de viviendas”, para lamentar aquí que el Gobierno andaluz “está camino de aprobar el proyecto de Fertiberia”, y anunciar que “el 30 de noviembre volvermos a gritar que no queremos proyectos de Fertiberia”, antes de reclamar “plantar cara a quienes quieren hacer de Andalucía un vertedero de residuos tóxicos de otros” e insistir en que “nos comemos la mierda”.

Etiquetas
stats