Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La portada de mañana Jueves, 13/06/2024

Dimite en bloque el equipo del museo del presidente republicano Alcalá-Zamora por la gestión de un alcalde del PP

La estatua de Alcalá Zamora, ante su casa natal.

Carmen Reina

21

El director y el comité científico que dirigían hasta ahora el Patronato Niceto Alcalá-Zamora y Torres, en la casa natal del que fuera presidente de la II República Española, han presentado su dimisión tras el nombramiento de un nuevo cargo externo a este organismo autónomo por parte del alcalde de Priego de Córdoba, Juan Ramón Valdivia, del PP.

El Patronato Municipal Niceto Alcalá-Zamora fue creado en 1993 en Priego de Córdoba, localidad natal del que fuera presidente de la II República. En sus objetivos está el estudio de la figura de Alcalá-Zamora, así como del periodo de la II República Española, entre 1931 y 1936. Sus estatutos, aprobados por todos los partidos políticos de entonces en el Ayuntamiento prieguense y con el beneplácito de la familia que cedió la casa natal de Alcalá-Zamora, recogen que se trata de un organismo autónomo, con personalidad jurídica propia, independiente del Ayuntamiento de Priego de Córdoba. Y que quien ocupe su dirección será nombrado por el Consejo General a propuesta de la Junta Rectora del propio patronato.

Sin embargo, el Pleno del Consistorio ha aprobado –con los votos de PP y Vox–, unas bases para crear la figura de un director ejecutivo de todos los patronatos municipales de Priego de Córdoba, cargo que sería de confianza del alcalde y nombrado por este, y que estaría por encima de los órganos del Patronato Niceto Alcalá-Zamora. Las bases para crear este cargo se aprobaron el 25 de abril y el nombramiento del nuevo director ejecutivo el pasado 28 de mayo.

Ante ello, el que hasta ahora ha sido director del Patronato, Francisco Durán, y su equipo, han dimitido, por lo que consideran una intromisión desde la Alcaldía en el funcionamiento del organismo. Durán ha expuesto los hechos en rueda de prensa, denunciando que el puesto de director ejecutivo del patronato creado ahora depende directamente del alcalde, tiene retribución económica –cuando los del patronato no la tienen expresamente–, y sus fines serán “todas las tareas establecidas en los estatutos de los patronatos municipales”, incluido el de Alcalá-Zamora.

Durán y su equipo señalan que las bases para crear este nuevo puesto directivo entran “en contradicción con los actuales estatutos” del Patronato, que están vigentes. Y entre esas contradicciones reiteran que se trata de un organismo autónomo con entidad propia. “El unir a todos los patronatos ya incumple esa autonomía”.

Además, todos los cargos del Patronato, tanto del Consejo General como de la Junta Rectora, “son de carácter representativo y honorífico, y no remunerados”, por lo que “el nombramiento del director ejecutivo que se ha hecho no podría formar parte ni de la Junta Rectora ni del Consejo General sin violar los estatutos”. Y, además, establecen que quien dirija el Patronato deberá contar con la confianza de los organismos del mismo y tener acreditada experiencia en las actividades relacionadas con el mismo.

“Provocar” con la bandera republicana

En sus explicaciones, Durán ha hecho referencia a conversaciones con el alcalde, donde este le decía -aseguraba en rueda de prensa- “qué es esto de ofender, de provocar, de tener la bandera de la República” en la sede del Patronato, que fue la casa natal de Alcalá-Zamora, quien llegara a ser el jefe de Estado durante ese periodo del siglo XX.

El equipo dimitido expone, además, que “todos los fines del patronato se estaban cumpliendo”, además de los de estudiar la figura del presidente de la II República, como la creación de una biblioteca y la realización de numerosas actividades públicas e internas, con una constante investigación histórica durante 26 años, a lo largo de los cuales se han celebrado siete congresos, cinco jornadas históricas y siete coloquios. “Todos los fines se están cumpliendo y entre ellos no está que esto sea un recurso turístico”, ha criticado Durán.

Por todo ello, y después de que con el nombramiento de un director ejecutivo externo al Patronato “todos nuestros puestos queden vacíos (...) no nos queda más remedio que terminar co nuestro vínculo” con el Patronato, han segurado sobre su dimisión, a la vez que “manifestar nuestro malestar”.

Rechazo del Ateneo y las Casas Museo de España y Portugal

Ante los hechos ocurridos por el nombramiento de un director ejecutivo externo al Patronato Niceto Alcalá-Zamora, distintos colectivos intelectuales se han solidarizado con el equipo dimitido y han expresado su rechazo a la gestión del Ayuntamiento.

Así, desde el Ateneo de Priego sostienen en un artículo recogido por Priego Digital que “la elección, y el consiguiente procedimiento para llevarla a cabo, de un director ejecutivo de los Patronatos de esta ciudad, como puesto de confianza del alcalde de Priego, no se contempla en los Estatutos del Patronato Niceto Alcalá-Zamora, ya que el director del mencionado patronato, cuyo cargo deber ser, según los citados estatutos, honorífico y gratuito, debe ser elegido por el Consejo General del Patronato. Entendemos, por tanto, que el modo en el cual ha procedido el actual equipo de gobierno municipal, no es en modo alguno transparente, y que es contrario a los estatutos, ya que, entre otras cosas, el nuevo director ejecutivo va a ser un cargo remunerado. Por todo esto, consideramos que el nombramiento de director-gerente, que ya ha tenido lugar en el pleno del día 28 de mayo, es una injerencia clara de la alcaldía en el Patronato, y que no debería ser preciso recordar que, el Patronato Niceto Alcalá-Zamora, de acuerdo con sus Estatuto, es un ente autónomo con estatutos propios”.

Mientras, desde la Asociación de Casas-Museo y Fundaciones de Escritores de España y Portugal, en otro artículo en dicho medio, muestran su “rechazo de plano a la decisión adoptada por el Ayuntamiento de Priego en el Patronato Niceto Alcalá-Zamora”. Y señalan que “se incumple con los valores y los principios legales que rigen el servicio público que se ofrece a la ciudadanía desde estas instituciones”. Consideran que se realiza el nombramiento de un nuevo puesto de confianza del alcalde “no contemplado en los estatutos del Patronato de Priego, remunerado y sin ser aprobado por el propio patronato”. Con ello, “se vulneran las condiciones de acceso a las funciones directivas de los museos, que han de optar por personal profesionalizado para poder hacer cumplir la legislación vigente en materia museística y patrimonial”.

Versión del alcalde: “Necesidad de dotar de personal al Patronato”

Por su parte y ante la dimisión del equipo del Patronato, el alcalde ha emitido un comunicado con los argumentos sobre la gestión realizada en este asunto, en el que sostiene que “la necesidad de dotar de personal administrativo o técnico por el Excmo. Ayuntamiento de Priego de Córdoba a la gestión del Patronato ha sido una reclamación conjunta de todos los miembros del Patronato desde hace más de una década”.

Asimismo, a lo largo de cuatro folios, expone que el nuevo director ejecutivo “debería asumir las obligaciones administrativas propias y marcadas por Ley para un gestor de un ente independiente, como es el caso del Patronato”.

El alcalde reconoce que el borrador para las bases de elección de este nuevo cargo “no fue enviado a ningún miembro del Patronato, portavoz o concejal alguno; pero sí cumplió con la obligación legal de publicidad durante 15 días hábiles durante el cual no se registraron reclamaciones y/o alegaciones”.

Y señala, que se establece “la voluntad del Ayuntamiento para las funciones del puesto, no invadiendo en ninguno de los casos las funciones marcadas por los Estatutos del Director, Asesor, Presidente o Consejo General, siendo un puesto de apoyo y refuerzo para los dos Patronatos”.

Etiquetas
stats