Alcaldes del Alto Guadalquivir denuncian la saturación en los centros de salud y las urgencias

Alcaldes del Alto Guadalquivir se integran en la Plataforma por la Salud Pública

Alcaldes y portavoces del Alto Guadalquivir como Rafael Ángel Moreno, Desirée Benavides, Ana María Romero, Encarni Jiménez , Francisco López , Noelia Rodríguez acompañados por la miembro de la plataforma por la salud pública Paqui Carmona, han constituido una Plataforma en Defensa de la Salud Pública en el Alto Guadalquivir, tratándose de una acción a nivel provincial que se irá repitiendo por diferentes distritos sanitarios de nuestra provincia

En un acto a las puertas del centro de Salud de Montoro, que ha contado con la presencia de alcaldes y portavoces municipales de toda la comarca, han denunciado la grave situación en la que se encuentra la sanidad pública y por ello han instado a la Junta de Andalucía a reforzar la atención primaria y garantizar la sanidad pública, muy debilitada por los recortes acometidos por el gobierno de derechas de San Telmo.

Durante la constitución de la plataforma se han recogido firmas entre la ciudadanía, donde los integrantes de la plataforma han denunciado que “sólo hay que pasear por un centro de salud y ver cómo se encuentra, absolutamente saturado y desbordado de pacientes, así como los puntos de urgencias” y han añadido que “es inexplicable que se esté produciendo esta situación cuando a finales de diciembre se despidió a 8.000 profesionales sanitarios en el conjunto de Andalucía”

En este sentido han señalado que “el Gobierno central ha invertido de forma extraordinaria en Andalucía unos 4.000 millones en 2020 y unos 5.000 millones en 2021, 3.000 de ellos en materia sanitaria”, mientras que “el anterior gobierno de Rajoy recortaba”.

En el caso concreto de la situación del “Alto Guadalquivir”, las colas para recibir atención primaria son más largas que nunca, los pacientes esperan horas y horas para ser atendidos y cuando llega su turno, se encuentran con que las listas están cerradas. Por si fuera poco, la atención telefónica no funciona tampoco, mientras el Gobierno andaluz sigue mirando para otro lado.

Etiquetas
stats