El PP planteará una consulta popular por el cambio de los nombres de calles si llega a la Alcaldía

.

El candidato del PP a la Alcaldía de Córdoba, José María Bellido, ha anunciado este jueves que en caso de ser elegido alcalde planteará a los vecinos una consulta popular a los vecinos sobre si entienden que los nombres de las 13 calles señaladas en la comisión de la memoria histórica “deberían haberse cambiado o no y qué nombre es que el quieren”, así como con otras “muchas” calles de la ciudad.

En declaraciones a los periodistas, junto a la candidata del PP al Parlamento andaluz Beatriz Jurado, el actual portavoz popular en el Consistorio ha advertido de que “se ha roto el consenso”, porque “había un 90% de acuerdo”, ha recordado, para subrayar que él intentará “recuperar el consenso y diálogo preguntándole primero a los cordobeses”.

Al respecto, ha lamentado que “una vez más la nominación de las calles sale a la palestra, curiosamente el mismo día que empieza la campaña electoral”, de modo que considera que “la alcaldesa, Isabel Ambrosio, demuestra una vez más que es el caballo de Troya de Podemos en el Ayuntamiento, en una competición que ha iniciado para ver quién elige el votante de izquierda más extrema”. “La alcaldesa quiere tomar ventaja en esa competición a ver quién recoge más votos de la izquierda más extrema”, ha apostillado.

En este sentido, ha criticado que ello lo haga “a costa de todos los cordobeses, porque lo que este miércoles sucedió y ha hecho Isabel Ambrosio es romper el consenso que existía en Córdoba en torno al callejero”, aunque ha aventurado que “ese consenso, que ya no existe, en seis meses se le devolverá a los cordobeses dándoles la voz”.

“Aquí nadie puede imponer ni los nombres, ni sus verdades respecto al resto de cordobeses”, ha sentenciado Bellido, quien ha agregado que “todos los cordobeses van a tener la oportunidad de decidir qué es lo que quieren para la ciudad y no imponerlo la alcaldesa que tiene menos votos de toda la historia de la democracia”.

Además, ha insistido en que “lo saca ahora por el interés electoralista puro y duro”, porque “en el mes de febrero se terminaron los trabajos de la comisión y en septiembre llegó el informe del Consejo del Movimiento Ciudadano”, pero “justo el día antes de que empiece la campaña electoral se acuerda el cambio de nombre de las calles”, algo que, a su juicio, “no es casualidad y lo hace para captar votos de la izquierda más extrema de la ciudad”.

Entretanto, el popular ha recordado que “hay miles de firmas en contra del cambio y hay estudios sociológicos que claramente dicen que hay una mayoría social contraria a esta medida que se va a adoptar”.

Así, “más allá de la imposición a los cordobeses y del electoralismo”, Bellido ha remarcado que “después de esta cortina de humo la ciudad sigue igual, porque ese no es el problema, ni esas calles que renombran pueden ser calificadas como franquistas, si no que se lo digan a otros ayuntamientos gobernados por personas como Manuela Carmena que siguen manteniendo en su callejero tras el trabajo de revisión nombres como Vallellano”.

Y es que, ha lamentado que “pase lo que pase con los nombres, Córdoba sigue siendo la capital del paro, con tres de los barrios más pobres de toda España, los jóvenes tienen que seguir yéndose a otras ciudades para buscarse la vida y encontrar empleo y a todo eso no se dedica la alcaldesa”.

Cosmos, “lo más grave”

Asimismo, Bellido ha declarado que “de todas las comisiones que se han constituido en este mandato, más de 30 cortinas de humo para tapar la mala gestión, la falta de capacidad y falta de agilidad que Ambrosio reconoce en su gobierno, las únicas tres que han finalizado su trabajo son las de la Mezquita-Catedral, la de Cosmos y la de las calles, tres asuntos que solo le importan a unos pocos”.

En este caso, ha lamentado que “vuelven a sacar también en campaña electoral” el caso de la cementera Cosmos, al denegar la valorización a la fábrica y “anuncian posibles suspensiones cautelares y sanciones”. “Esto es más grave que lo de las calles, porque Isabel Ambrosio no solo lanza cortinas de humo, sino que por un puñado de votos que entiende que puede sacar de la izquierda más extrema deja a Córdoba a los pies de los caballos en materia de empleo y industria”, ha avisado.

En su opinión, “lo único que se logra es que se siga destruyendo empleo y tener más paro, más empresas que se cierran y menos industria en una ciudad que no está sobrada de industria”, de forma que “abocará a que se pierdan 200 empleos directos y mucho más indirectos y que no haya inversiones que quieran venir a la ciudad”, ha pronosticado Bellido.

Por tanto, cree que “esto es mucho más grave que el asunto de las calles, porque se juega con el empleo de muchas personas”, a lo que ha añadido que “el asunto de Cosmos no estaba en el orden del día” del consejo de la Gerencia de Urbanismo de este miércoles. “Las prisas solo se explican porque dentro de dos semanas hay elecciones autonómicas y anteponen el electoralismo a las decisiones de ciudad”, ha reprochado.

Los ascensores pendientes

En otro orden de cosas, Bellido ha informado de que este jueves se reúnen con vecinos de toda Córdoba y “especialmente de la Fuensanta”, para “hablar de los ascensores, que a eso sí que se tenía que estar dedicando trabajo de comisiones y expertos para ver cómo se podría solucionar”, dado que “hay miles de personas en Córdoba que viven encerradas en su casa” debido a “los incumplimientos de la Junta con resoluciones de subvenciones a propietarios de pisos que esperan desde hace años”, ha censurado.

Al hilo de ello, ha indicado que “se les transmitirá a los vecinos que si el PP gobierna en la Junta y en el Ayuntamiento, esa será una de las principales prioridades”, porque “no hay asuntos más importantes en la ciudad que hacer que al menos los vecinos puedan tener la posibilidad de entrar y salir de su casa con normalidad, algo que muchos no pueden hacer a día de hoy”, ha apuntado Bellido.

Etiquetas
stats