El Pleno rechaza el proyecto del gobierno local de externalizar los grandes conciertos del Festival de la Guitarra

Imagen de archivo del Festival de la Guitarra de 2014 | TONI BLANCO

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba, con los votos unidos de toda la oposición -PSOE, IU, Podemos y Vox-, ha rechazado el proyecto del gobierno municipal de externalizar y privatizar la organización de parte del Festival de la Guitarra, en concreto, de los conciertos de gran formato que se celebran en este evento.

Los grupos de la oposición han presentado una moción que ha salido adelante -pese a los votos en contra de los socios de gobierno, PP y Ciudadanos-, con la que se ha aprobado pedir la retirada del proyecto de externalización de parte del Festival de la Guitarra, como ha anunciado el gobierno municipal y que se devuelva su gestión al Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE) dotándolo de más recursos.

Desde el PSOE, la concejala Isabel Baena ha criticado la intención del gobierno municipal de “trocear” el Festival de la Guitarra, dejando la gestión y organización de los grandes conciertos en manos privadas, al haber preparado la licitación de un contrato para ello. “Externalizar el festival es romper con lo genuino del festival” y ha hecho referencia a la singularidad de este evento cultural, “referente nacional e internacional”.

Desde Podemos, Juan Alcántara ha defendido que el Festival de la Guitarra siga gestionándose en su totalidad desde el IMAE y ha criticado “el modelo privatizador del PP”, que “al final lleva un incremento de costes del servicio para el ayuntamiento y para la ciudadanía”.

“Esto no es una externalización, es un dedazo”

En la línea de defensa del Festival de la Guitarra se ha unido también Vox, cuya portavoz, Paula Badanelli, ha acusado directamente al alcalde, José María Bellido, de querer llevar adelante a toda costa este proyecto. “Es una ocurrencia más de este cogobierno. No estaba en su programa electoral ni en el acuerdo de investidura”. “Esto no es una externalización, es un dedazo en toda regla”, ha acusado. Y ha pedido que se dote de más recursos al IMAE para que siga siendo un festival propio y singular de Córdoba, donde prime la calidad y se proteja “el patrimonio cultural de esta ciudad”.

Esa calidad y la gestión pública del Festival de la Guitarra ha defendido también IU por boca de su concejala Amparo Pernichi, que ha pedido al gobierno municipal que se retire el contrato para licitar los conciertos de gran formato y se blinde la singularidad, el sello propio y la calidad del evento musical que hubiera cumplido este año 40 ediciones desde que el guitarrista Paco Peña plantara su semilla en 1981. Ha criticado que la idea del gobierno local sea licitar “al mejor postor” los grandes conciertos y queden en manos de una empresa “que solo busca su beneficio”.

Todos los grupos de la oposición han estado de acuerdo, con su moción, en reforzar con más recursos al IMAE para la celebración del Festival de la Guitarra, contando con un director artístico o un consejo de asesores de prestigio, como fórmulas para mejorar la gestión pública del evento cultural cordobés.

PP y Ciudadanos defienden la externalización

Desde el PP, la concejala de Cultura, Marián Aguilar, ha defendido que ya se esté preparando el pliego técnico “del futuro Festival de la Guitarra” y ha defendido “el control 100% desde el IMAE” de la programación de este evento, al no tratarse de una concesión administrativa sino un contrato de servicio, “con la supervisión y fiscalización del Instituto Municipal de Artes Escénicas”.

Para Aguilar con está “fórmula” de externalización “se abre una puerta a mejorar el Festival, sin perder la identidad de siempre”. “El festival no va a perder su identidad”, ha reiterado en varias ocasiones, a la vez que ha explicado que ya se trabaja en los criterios que contendrá el pliego técnico que saldrá a concurso.

El propio alcalde, José María Bellido, ha participado en el debate para defender que el gobierno municipal busca “tener un mejor festival” y ha argumentado la licitación en poder asumir los pagos por adelantado que piden algunos artistas, además de ser un concurso público con libre concurrencia y asegurando el control por parte del IMAE de la programación y la taquilla.

Por parte de Ciudadanos, Antonio Álvarez ha defendido que “no se pretende que el Festival salga de lo público” y que “la última palabra” sobre los conciertos la tendrá el consejo rector del IMAE, sin que la decisión sobre los conciertos de gran formato “quedaran en manos de una empresa exclusiva” al externalizar esta parte del festival.

En ese sentido, ha defendido el contrato de un año prorrogable por dos más para “la gestión de la participación de artistas de proyección nacional e internacional”, que, a su juicio, con esta contratación, se haría “con mayor agilidad y más éxito desde la gestión privada y colaboración público-privada”.

Etiquetas
stats