El paro por el 8M enfrenta a gobierno y oposición

Bellido, a la izquierda, con Ambrosio, a la derecha de la imagen | MADERO CUBERO

El paro de dos horas convocado por los sindicatos mayoritarios el día de la huelga feminista este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, ha venido a enfrentar a gobierno municipal y oposición en el Ayuntamiento de Córdoba. En concreto, el punto de desencuentro ha surgido en realizar o no ese día la Junta de Portavoces previa al Pleno de la próxima semana y que coincide con este jueves 8 de marzo.

La alcaldesa, Isabel Ambrosio, ha expresado su deseo de realizar el paro de dos horas entre 12:00 y 14:00 horas de ese día, a la vez que ha criticado que haya grupos municipales que obstaculizan ese paro en el Ayuntamiento. El gobierno municipal prefiere no celebrar la Junta de Portavoces ese día en solidaridad con el movimiento feminista, pero parte de la oposición se ha negado.

Se había planteado que todo el equipo de Gobierno secunde el paro y, para ello, se pretende posponer la habitual Junta de Portavoces que se celebra todos los jueves anteriores al Pleno Municipal. En alusión a la oposición, Ambrosio se ha referido a “esa manera de obstaculizar el que la Junta de Portavoces no se pueda celebrar otro día”.

Frente a ello, el PP ha pedido a la alcaldesa que “deje de mentir e intoxicar” en relación al paro del 8M. En una nota, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Córdoba, José María Bellido, ha explicado que “nadie obstaculiza que quien lo desee se sume al paro de dos horas convocado con motivo del Día de la Mujer”.

Bellido defiende que “es perfectamente compatible secundar el paro con la celebración de la Junta de Portavoces en el día fijado habitualmente, los jueves previos al Pleno, siempre que se mantenga la hora habitual de convocatoria, esto es, las 10:00 horas, pues el paro convocado del que habla Ambrosio será de 12:00 a 14:00 horas”.

“No es responsable que la alcaldesa trate de intoxicar con mentiras, que trate de generar polémica con medias verdades, pues es perfectamente compatible que se celebre una reunión fijada, a la que por cierto nunca asiste, dos horas antes de un paro convocado”, recalca.

Así, Bellido pide a Ambrosio que “no mienta” y que “tenga con todos los grupos políticos el mismo trato que ha dispensado al resto de trabajadores municipales a los que ha mandado una circular en la que le insta a comunicar a sus respectivos departamentos si secundarán o no la huelga convocada para descontar o no del salario las horas no trabajadas”.

Etiquetas
stats