Nuevo juicio contra el exalcalde de Encinarejo, y van 16

Martinez Murez en un juicio | MADERO CUBERO
La Audiencia juzga hoy a Miguel Martínez Múrez por un delito continuado de fraude, prevaricación y falsedad en documento oficial por el que reclama seis años de prisión

Nuevo juicio contra el exalcalde de Encinarejo. Miguel Martínez Múrez se enfrenta hoy en la Audiencia Provincial a una petición de pena de seis años de cárcel, dieciséis de inhabilitación y multa de 14.400 euros  por la presunta comisión de un delito continuado de fraude, falsificación de documento público y prevaricación. Junto a él, dos empresarios que supuestamente colaboraron con Múrez en la falsificación de facturas para justificar subvenciones concedidas por la Junta. El Ministerio Fiscal les reclama tres años.

El juicio contra Martínez Múrez supone que decimosexta ocasión en la que el exalcalde de Encinarejo se sienta en el banquillo de los acusados. Hasta el momento, el acusado ha resuelto la papeleta acordando penas económicas, y sólo tiene una condena de cárcel, dictada por la Audiencia que el Supremo dejó en un año. Junto a esto, Martínez suma más de 70 años de inhabilitación para ejercer cargo público.

Precisamente la importancia de este juicio radica en la petición de cárcel que reclama el Ministerio Fiscal y que muy difícilmente  Martínez Múrez podrá cambiar por una pena económica. Con estos seis años se abre la opción de que el exalcalde de Encinarejo tenga que ingresar en prisión después de 15 juicios previos con un balance de once condenas y cuatro absoluciones.

El caso que se juzgará en la Audiencia Provincial se remonta al año 2000 cuando el entonces alcalde de Encinarejo solicitó una subvención para financiar una obra que ya había sido adjudicada a la empresa de uno de los empresarios acusados. Según el Ministerio Fiscal, Martínez Múrez, de común acuerdo con el empresario, Múrez aportó con la solicitud de petición de la subvención una factura expedida por la entidad por importe de 60.418,23 euros, en la que se incluyeron distintos conceptos, cuya relación supuestamente era "ficticia" y sólo tenía por objeto justificar el importe de la subvención de la Junta, que ascendió a poco más de 41.000 euros.

Cuando la empresa cesó en la ejecución de la obra, ésta fue adjudicada a otra sociedad y Martínez Múrez, supuestamente, repitió el modus operandi: factura por certificación de obra, por valor de 51.302 euros, en presunta colaboración con el empresario para justificar otra subvención de la Junta, esta vez de poco más de 26.000 euros; que también fueron a parar al Ayuntamiento de Encinarejo.

En su escrito de calificación, el fiscal asegura que se ha determinado pericialmente, "que las facturas presentadas al cobro por la segunda entidad, relacionadas con la construcción de la primera obra, no coinciden con el concepto de éstas ni con el total presupuestado, por lo que no se corresponden con la realidad", advierte el fiscal.

Etiquetas
Publicado el
25 de septiembre de 2014 - 06:46 h
stats