Las mujeres en paro mayores de 45 años se incrementan en un 57% en la última década

Oficina de una empresa de trabajo temporal | MADERO CUBERO

Este 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer. En este marco, la Fundación Adecco, en colaboración con empresas comprometidas, ha realizado el 6º informe #EmpleoParaTodas: La mujer en riesgo de exclusión en el mundo laboral, un análisis que pone el foco en aquellas mujeres que, por sus circunstancias personales o sociales, ven incrementadas sus dificultades de acceso al mercado laboral, exponiéndose más directamente la pobreza y a la exclusión social. El informe concluye que en la provincia de Córdoba las mujeres en paro mayores de 45 años se han incrementado en un 47% en la última década, y que este colectivo supone ya la mitad de todas las desempleadas.

El informe destaca que se contabilizan 18.819 desempleadas en este grupo de edad en la provincia y que ya representan el 46,5% del total de paradas, frente al 34,9% que suponían en 2008.

Las cordobesas mayores de 45 años son las únicas que han visto crecer su desempleo durante el último año. Frente al descenso generalizado del paro femenino en la provincia (-3%), ellas se han incrementado un 1%. Asimismo, en los últimos 10 años las paradas mayores de 45 años se han incrementado un 57%, muy por encima del 18% de media del resto de las mujeres en Córdoba.

Las causas que subyacen tras este crecimiento tan pronunciado de las desempleadas senior son, entre otras un incremento de su tasa de actividad que no va acompañado de la consecución de un puesto de trabajo, el paro de larga duración o el envejecimiento de la población.

“Las desempleadas mayores de 45 años están especialmente expuestas al riesgo de pobreza y/o exclusión. Es habitual que exista un desajuste entre sus competencias y las demandas del mercado, pero sobre todo, siguen pesando mucho los prejuicios y estereotipos que las relacionan con profesionales obsoletas y las conducen directamente al descarte en los procesos de selección”, destaca Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco.

La discriminación laboral por edad por edad es un contrasentido, en la medida en que el índice de envejecimiento se encuentra en máximos históricos en Córdoba, con un 118%, es decir, 118 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16. En 2008 el índice era del 99%.

Las mujeres con discapacidad también están especialmente expuestas a la pobreza. Y a pesar de que su contratación en Córdoba se ha incrementado un 16% en el último año, su índice de pobreza general se ha incrementado hasta el 31,5%. Su concentración mayoritaria en empleo protegido (Centros Especiales de Empleo) no les preserva de la pobreza, sino que puede ensanchar la brecha con el resto de los profesionales. Además, la salida de la crisis ha tenido efectos que, a largo plazo, han supuesto un empeoramiento de la calidad de vida de las personas más vulnerables: pérdida de protección para desempleados, reducción prestaciones no contributivas, etc“, comenta Mesonero.

Etiquetas
stats