Magtel y Macrosad firman un convenio para impulsar proyectos dirigidos a personas mayores

Firma del convenio en la sede cordobesa de Magtel.

La cooperativa andaluza de educación y cuidados a personas, Macrosad, que cuenta con diversas escuelas infantiles, centros para mayores y de ayuda a domicilio situados por toda Andalucía, ha firmado este miércoles un convenio marco de colaboración con la empresa Magtel para desarrollar proyectos tecnológicos y de innovación al servicio de las personas mayores o con diversidad funcional.

Según han indicado ambas entidades la finalidad de este acuerdo es colaborar en todas aquellas actividades que promuevan el desarrollo del conocimiento, así como en proyectos e iniciativas de I+D+i dirigidas a mejorar la calidad de vida de las personas.

La firma ha tenido lugar en la sede corporativa de Magtel en Córdoba, donde han asistido la directora de Innovación y Tecnología de Macrosad, Rosa Bonachela, y el director de I+D+i de Magtel, David Díaz.

El director de I+D+i de Magtel, David Díaz, ha querido remarcar “la apuesta de la compañía por la aplicación de la tecnología a la actividad diaria de las personas, proporcionándole los apoyos necesarios y facilitando su autonomía personal”. En este sentido, Magtel cuenta con a través del Área de Salud y Bienestar Social de I+D+i con experiencia en el desarrollo de herramientas de teleasistencia, rehabilitación a través de realidad aumentada y terapia asistida por robots.

Por su parte, la representante la cooperativa jiennense Macrosad ha destacado “la gran trascendencia que supone la rúbrica de dos empresas de relevancia en Andalucía de sectores distintos pero complementarios, como son el Sociosanitario y el Tecnológico, con el objetivo de compartir sinergias que ofrezcan soluciones a la vida de las personas más vulnerables”.

Con la firma de este convenio se pretende cambiar el modelo actual, ya que históricamente la tecnología de apoyo a las personas mayores ha sido fabricada sin tener en cuenta la perspectiva de la persona usuaria y sus necesidades. Además, las empresas del sector tampoco han conseguido ofrecer productos tecnológicos totalmente adaptados a los requisitos que precisan las personas en edad o con diversidad funcional.

Y es que, según la Junta de Andalucía, la comunidad andaluza ha cerrado 2017 con 196.000 personas en situación de dependencia (alrededor del 20% del total nacional), un 6,5 por ciento más respecto a 2016. Estas cifras se suman a las proyecciones oficiales del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), donde se anuncia un cambio radical en la estructura demográfica de cara a los próximos 50 años de manera que, en 2070, uno de cada tres andaluces tendrá más de 65 años de edad.

Por otra parte, a través de este acuerdo de colaboración se facilita la posibilidad de que las dos empresas cedan mutuamente sus recursos y que sus diferentes equipos de profesionales puedan trabajar en común, no solo a nivel de investigación, sino también en otras materias relacionadas con acciones formativas o eventos.

Desde el pasado mes de septiembre, esta unión empresarial ha comenzado a dar sus primeros frutos con el proyecto 'Frail', compuesto por un consorcio europeo formado por Macrosad y Magtel, así como por el Centro de Investigación holandés Roessingh, la chipriota Citard y la española Zerinta & Kebala. Se trata de una iniciativa que finalizará en 2020 y que fomenta la autonomía personal y previene situaciones de dependencia en personas mayores a través del uso de las TIC.

Etiquetas
stats