PP y Ciudadanos aprueban las ordenanzas fiscales de 2023 con la abstención de Vox

Badanelli (Vox), con Isabel Albás (Cs), Bellido (PP) y Fuentes (PP) en el Salón de Plenos.

El PP y Ciudadanos han logrado sacar adelante este miércoles en un Pleno extraordinario su propuesta de ordenanzas fiscales, los impuestos que regirán en la ciudad de Córdoba durante el año 2023, y que supone la cuarta bajada de impuestos del mandato, aprobada, como todas ellas, gracias a Vox, que este año se ha abstenido, y con el resto de la oposición en contra.

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento, Salvador Fuentes, ha recordado que se han aceptado enmiendas de todos los grupos políticos, si bien ha agradecido especialmente a Vox, “el grupo aliado que durante cuatro años ha mantenido la senda de la baja de impuestos estos cuatro años”.

“Nos sentimos orgullosos de lo que hemos hecho, había cosas que ha propuesto la oposición y las hemos aceptado”, ha dicho Fuentes, que ha indicado que se ha logrado un equilibrio a la hora de compatibilizar la bajada impositiva y la defensa de las empresas públicas, que se ha puesto de manifiesto durante los últimos cuatro años, pese a que la oposición defendía que se iban a privatizar.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Isabel Albás ha destacado la importancia de que se haya logrado bajar por cuarto año consecutivo los impuestos a los cordobeses, garantizando al mismo tiempo los servicios públicos. “Es lo que dijimos que íbamos a hacer y es lo que estamos haciendo”, ha indicado Albás, que ha recalcado la importancia de que se hayan aprobado las enmiendas de los grupos políticos. 

Paula Badanelli, portavoz de Vox, ha agradecido las palabras de Fuentes, si bien ha recordado que su apoyo es producto de “su compromiso con la ciudad y sus votantes”. “No ha sido así a la inversa. Lo que hemos conseguido está lejísimos de lo que se firmó por parte del alcalde”, ha señalado Badanelli, que critica “la tibieza y miedo” que impide al cogobierno para dar respuesta a las necesidades de la ciudad. 

Además, el concejal no adscrito, David Dorado, ha dicho que, esté o no esté en Ciudadanos, su voto siempre será a favor de la ciudadanía cordobesa, y por tanto entiende que las ordenanzas son “positivas para los cordobeses”.

La oposición critica “la nula progresividad”

El portavoz del PSOE, José Antonio Romero, ha señalado que la bajada de impuestos no llega “ni a los que menos tienen ni a la clase media”, y por tanto la considera “una bajada de impuestos populista”, sin “progresividad fiscal ni redistribución de la riqueza”. “La bajada de impuestos no es real, sólo está en su mente”, ha dicho Romero, recordando que, de todas las enmiendas que presentó su grupo, sólo se añadieron dos, y una de ellas se ha acabado eliminando del documento. 

Por parte de IU, Alba Doblas ha criticado que esta bajada se va a traducir en que el Ayuntamiento disponga de menos gasto corriente para cubrir servicios básicos. Además, ha lamentado la “nula progresividad” de unas ordenanzas fiscales que “sólo benefician a quien más tiene”. “El dinero no sobra y que sean tan malos que no sepan gastarlo, no significa que sobra”, ha dicho Doblas. 

Además, la portavoz de Podemos, Cristian Pedrajas ha agradecido que algunas de sus propuestas se hayan aceptado, si bien ha resaltado que las bajadas de impuestos pueden llegar a poner en riesgo servicios públicos fundamentales. “Para una familia de bajos recursos, esta bajada supone un par de euros, mientras que para una familia de grandes recursos, miles de euros”, ha dicho.

Las ordenanzas

En concreto, se rebajan cuatro impuestos: el IBI rústico para propietarios de terrenos se reduciría un 1%; el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica bajaría un 1%; el ICIO (Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras) bajaría un 2%; y el impuesto sobre terrenos de naturaleza urbana -la plusvalía-, bajaría un 1%. En este último impuesto se modifica el requisito de que a los mayores que fallezcan viviendo en una residencia donde están censados, se le reconoce para sus herederos su anterior vivienda como la habitual.

La propuesta de PP y Cs mantiene “congeladas” las tasas, según ha dicho el teniente de alcalde de Hacienda, Salvador Fuentes, así como las bonificaciones, que no sufren modificaciones en este proyecto de ordenanzas fiscales para 2023.

Además de las propuestas del gobierno local, se han aprobado algunas de las 19 enmiendas presentadas por IU y Podemos, y de las seis del PSOE, entre las que destaca la rebaja del 30% en la tasa que pagan los quiosqueros.

Asimismo, se ha dado luz verde a que los taxistas que hubieran pagado la tasa por la revisión en este año y no la hayan realizado, no tengan que pagarla en 2023.

Con la bajada de estos impuestos, el gobierno municipal ha contabilizado la reducción a lo largo del mandato: El ICIO ha bajado un -12,24%, la Plusvalía un -8,27%, el IBI rústico un -13,93% y el Impuesto de Vehículos un -9,74 %.

Etiquetas
stats