La pandemia, la base logística y el caso Timoteo marcan la temperatura del Debate sobre el Estado de la Ciudad

Pleno del Debate sobre el Estado de la Ciudad 2021.

Cuatro horas duró el Debate sobre el Estado de la Ciudad celebrado este jueves en el Ayuntamiento de Córdoba. Fue el primero de este mandato municipal, con un año y ocho meses ya de recorrido, en el que la temperatura la marcó -como no podía ser de otra forma-, la pandemia del Covid19 que ha puesto todo del revés y la crisis social y económica que ha generado, con sus consecuencias para la vida de los cordobeses. Pero también fueron asuntos estrella del debate la consecución de la base logística del Ejército de Tierra para Córdoba y los rifirrafes internos de los partidos en otras provincias contra la designación de Córdoba, además del caso Timoteo y el caso Torrejimeno, ambos concejales de Ciudadanos en el gobierno municipal y a los que la oposición ha acusado de "casos de supuesta corrupción".

A un lado del debate, los socios del gobierno local -PP y Ciudadanos-, han defendido la gestión que han hecho de la pandemia, la atención social y la reactivación económica que pretenden, a la vez que enumeraban los proyectos que vienen tramitando en Urbanismo, Desarrollo Económico, Infraestructuras y Transformación Digital, como acciones con las que incentivar la actividad y el empleo en Córdoba. De hecho, una enumeración de lo hecho o propuesto hasta ahora en cada delegación municipal fue la carta de presentación del alcalde para realizar el primer balance del mandato.

Para esos proyectos futuros, sin embargo, hace falta un presupuesto que aún no está aprobado para este año 2021 y que fue una de las balas que tuvo la munición de la oposición contra el gobierno local. Y es que enfrente, la bancada de la izquierda -PSOE, IU y Podemos- confluyeron en criticar que no haya presupuesto aún, la "falta de gestión" que han echado en cara durante todos estos meses -antes y durante la pandemia-, que se haya tirado de proyectos que ya venían del mandato anterior y que PP y Ciudadanos "no tengan un modelo de ciudad".

A las críticas se unió también el otro grupo de la oposición, Vox, que sin embargo es la muleta en la que se apoya el gobierno municipal para estar al frente del Ayuntamiento en minoría, aprobar los presupuestos y los grandes asuntos en el Pleno. Pero en el Debate del Estado de la Ciudad, Vox tiró de aparente distanciamiento para lanzar duras críticas al alcalde, José María Bellido -"igual no está acostumbrado a que le digan las verdades del barquero", le espetó Badanelli-, que durante la sesión tachó de ineficaz al gobierno local e hizo ver los puntos flacos de los socios del equipo de gobierno, al tiempo que criticaba "los vídeos" y el marketing para vender proyectos que están por realizar.

Respaldo del alcalde a Timoteo y Torrejimeno, acusaciones de la oposición

Pero si a un hueso le hincó el diente la oposición fue al de los casos Timoteo y Torrejimeno. El primero, en relación a la concejala de Cs Eva Timoteo, que hace una semana admitía que ha estado compaginando su cargo público mientras mantenía abierto su despacho como procuradora, sin informar al Pleno ni haber la compatibilidad en este órgano que es el que la debe otorgar. El segundo, sobre Manuel Torrejimeno, presidente del Imdeco y también de Ciudadanos, sobre el que se ha abierto una comisión de investigación para analizar los hechos que llevaron a la exgerente del Instituto Municipal de Deportes a dimitir acusándolo de "presiones que podrían rozar la ilegalidad".

Tanto la líder de Cs, Isabel Albás, como el alcalde respaldaban públicamente a los dos concejales de Ciudadanos. Bellido lo hizo explícitamente con Torrejimeno dejando en "un desencuentro" lo ocurrido con la exgerente, que acabó con denuncia en los tribunales de Torrejimeno pero ha quedado archivada por falta de indicios de delito.

Y sobre Timoteo, el alcalde explicaba "la buena fe" de la concejala que por "error" no pidió la compatibilidad en el Pleno y a la que se ha despojado de funciones y sueldo hasta que se aclare su situación, pero seguirá como concejala y tiene previsto mantener su dedicación parcial con su actividad privada. "Ya ha tenido sanción y asunción de responsabilidad política", argumentó Bellido.

Sin embargo, desde los grupos de la izquierda, se tachó estos casos como "oscuros", de "presunta corrupción" y de "ilegalidad", repitiendo los argumentos que han llevado a PSOE, IU y Podemos a pedir la dimisión de Timoteo o su cese, e incluso a estudiar si llevan el caso a los tribunales.

La base logística del Ejército, de oportunidad a disputa interna en los partidos

Si hubo un asunto en el que todos los grupos políticos coincidieron fue el de aplaudir la designación de Córdoba como sede de la base logística del Ejército de Tierra. El aplauso por ello fue unánime y también la petición de que el proyecto eche a andar lo antes posible. El alcalde aseguró que se está trabajando ya para tener cuanto antes los trámites necesarios que requiera el Ministerio de Defensa.

Pero este asunto también trajo a colación las críticas que se han vertido desde cargos del PP, Cs y PSOE en otras provincias contra la designación de Córdoba como sede, en un asunto que ha levantado suspicacias fuera de nuestras fronteras y que ha hecho que los grupos políticos en el Ayuntamiento hayan reiterado su compromiso con este proyecto.

El alcalde, que ya afeó las críticas sobre la designación de Córdoba que habían hecho "propios y extraños", en su partido y en otros, volvió a llamar a la unidad y aseguró que, si le ponen en la tesitura de elegir -entre su partido y este proyecto- se pondría "la camiseta de Córdoba, que no lo duden", queriendo mostrar así su defensa de la ciudad como sede escogida por Defensa para estas instalaciones. Y pidió, una vez más "rebajar el ruido", sobre este asunto, para ponerse a trabajar sobre él.

Diálogo y pactos

Y es que Bellido quiso recuperar el tono del diálogo y del acuerdo, pese a que la oposición criticaba que no hiciera uso de ellos realmente. El alcalde defendió desde el primer momento que se ha sentado a hablar con los grupos del Ayuntamiento para diversos asuntos -desde la pandemia a las medidas restrictivas o a los proyectos de ciudad-, mientras la oposición señalaba la falta de escucha de sus propuestas.

No faltó sin embargo, por parte de todos, el ofrecimiento de pactos -el alcalde cerró su intervención proponiendo varios en materia de empleo, inversiones, sostenibilidad y defensa de las empresas públicas-, al igual que el PSOE llevó consigo sus propuestas para la agenda 2030, Podemos recordaba las mociones presentadas y aprobadas por todos que quedan por ejecutar, IU suavizaba su tono al final con ofrecimiento de diálogo o Vox mostraba sus ideas y trabajo para el gobierno municipal.

Y, sobrevolando todo el debate y los dimes y diretes políticos, el recuerdo a las víctimas de la pandemia, a los fallecidos -se guardó un minuto de silencio- y a quienes sufren la peor cara de la crisis económica y social que ha llegado. Del trabajo de los capitulares depende que, en parte, la ciudad salga de esta inédita situación.

Etiquetas
Publicado el
19 de febrero de 2021 - 05:30 h
stats