Autoridades tras la concesión a Córdoba de la base logística del ejército de tierra

La euforia no duró ni medio día. El pasado jueves por la tarde, unas horas después de que el Ministerio de Defensa anunciara a través de una nota de prensa que Córdoba era la ciudad elegida para acoger la base logística del Ejército de Tierra, el alcalde de Jaén, Julián Millán, enviaba una durísima carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, muy disgustado con la decisión y con el papel que, a su juicio, había jugado la vicepresidenta Carmen Calvo para favorecer a Córdoba.

En apenas unas horas, las felicitaciones, los abrazos virtuales y la alegría de todos los partidos y todos los representantes institucionales en Córdoba se tornó en estupefacción. Las críticas de Jaén han sido las más duras y contundentes, pero no las únicas. Poco a poco, a lo largo de esta semana, otras ciudades candidatas se han sumado a un conflicto que empezó siendo provincial (solo con Jaén), que se transformó en una crisis entre compañeros de partido (socialistas de Jaén contra los de Córdoba, y viceversa), se convirtió en regional (cuando el vicepresidente de la Junta y líder de Ciudadanos, Juan Marín, acusó a Carmen Calvo de adjudicar la base "a dedo) y acabó estallando a nivel nacional (con el senador por Segovia Javier Maroto, muy próximo al líder del PP Pablo Casado, intentando anular la decisión, primero, y reprobando a Carmen Calvo, después).

Apenas el primer día se ha hablado sobre cómo tiene que ser el proyecto, los suelos a los que irá, el empleo que se generará, el presupuesto que habrá que ejecutar y las obras que habrá que realizar. En esta semana, las instituciones cordobesas han pasado más tiempo a la defensiva que trabajando en el desarrollo de la iniciativa. De hecho, desde el lanzamiento de la nota de prensa del jueves de la pasada semana no ha habido ningún encuentro oficial con el Ministerio de Defensa, no se ha firmado aún ningún convenio ni se han chocado unos codos (antes se estrechaban manos). Y el malestar local va in crescendo.

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha tenido que decir basta ya en dos ocasiones. La última en el Pleno de este jueves, poco después de que trascendiera que Javier Maroto quería llevar el asunto al Senado. El propio alcalde llamó el miércoles a Maroto para pedirle explicaciones e insistir en que Córdoba había logrado la candidatura por méritos propios. El regidor se mostraba atónito por las declaraciones "de propios y extraños", en clara referencia a sus compañeros de partido.

En la polémica del PP tuvo que mediar su secretario general, Teodoro García Egea, que con un tuit zanjaba la polémica al asegurar que "la elección de Córdoba responde a los criterios fijados por Defensa". Es decir, según este tuit no había motivos para reprobar a la vicepresidenta Carmen Calvo, como sí que quieren hacer todos los partidos en Jaén (hasta el Real Jaén de fútbol difundió un vídeo criticando la decisión) y a los que se empiezan a sumar populares de otras ciudades apartadas, como Toledo o Segovia.

El PP y Ciudadanos de Jaén llevan el caso al Senado y al Congreso

Mientras, el senador del Partido Popular y exalcalde de Jaén Javier Márquez ha presentado iniciativas en la Comisión de Defensa para que el Gobierno le haga entrega de copia de los informes relativos a la etapa de definición y decisión del proyecto. El senador del PP, que es miembro de la Comisión Mixta Congreso-Senado de Seguridad Nacional, ha emplazado al Gobierno de España "a explicar los criterios técnicos de Seguridad Nacional que se han tenido en cuenta para desechar la candidatura de Jaén".

Además, mientras esto ocurre en la Cámara Alta, en la Cámara Baja será Ciudadanos el que someta a debate este proyecto. Este miércoles, el partido naranja anunciaba que pediría en el Congreso de los Diputados al Gobierno que aclare cuáles han sido los criterios "técnicos" para decidir finalmente la ubicación del proyecto y si se han tenido en cuenta criterios asociados a los datos de desempleo y despoblación por provincias.

Su objetivo es saber si el Ministerio de Defensa tiene previsto publicar el documento donde consten los criterios de valoración y baremación tenidos en cuenta para la adjudicación definitiva y si la secretaria de Estado había previamente asegurado al alcalde de Jaén que su ciudad sería la elegida.

Un proyecto que no son ocho folios

Mientras, en Córdoba empiezan a ser muchas ya las voces que piden al Ayuntamiento de Córdoba y al Ministerio de Defensa que firmen ya el convenio y, sobre todo, que se defienda un proyecto "que no son ocho folios", lamentan fuentes del gobierno municipal. La firma del convenio y la publicación de la decisión pondría fin a una polémica que ha hecho que este domingo se convoque una protesta en Jaén.

Desde Córdoba, y desde todos los partidos, se traslada que la propuesta de Córdoba era, desde el punto de vista logístico y militar, muy superior a la de Jaén. "Que Córdoba es la mejor opción logística del Sur es incuestionable. Que la decisión política está avalada por los criterios del Ejército, también. Que Córdoba lo necesita, tanto o más que Jaén, por su difícil situación social y de paro, también. Que no es una cuestión sólo de metros cuadrados de suelo disponibles, a pesar de que aquí también se disponen de ellos. No saber defender desde aquí con contundencia y rigor nuestras virtudes y las ventajas de Córdoba es lo que pone en duda, fuera de Córdoba, la legitimidad de esta decisión política", insistía un importante político socialista.

Etiquetas
Publicado el
12 de febrero de 2021 - 06:00 h