Ecologistas rechaza el proyecto para “pavimentar” los alcorques de Córdoba

Un alcorque, con un tocón, en Córdoba.

Ecologistas en Acción ha mostrado a través de una nota de prensa su “rotundo rechazo a la política del área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba de pavimentar los alcorques de los árboles”. El colectivo entiende que “estas prácticas van en sentido contrario a las políticas de fomento de la biodiversidad que deberían presidir la acción municipal”.

“Tanto en espacios naturales como en las zonas urbanas –afirma el colectivo- es necesario favorecer la presencia de fauna y flora silvestre o espontánea. Cuando nos encontramos en la encrucijada de lo que la ciencia denomina la sexta gran extinción, todas las prácticas favorecedoras de la Biodiversidad son imprescindibles. El único argumento que aparentemente justifica esta práctica es evitar que en los alcorques del arbolado urbano proliferen Hierbas Espontáneas generando molestias al vecindario, pero en el fondo, lo que anima esta política es exclusivamente evitar los gastos derivados del cuidado de estos espacios –los alcorques- que bien pueden considerarse ”zonas verdes“ anexas al viario urbano”.

Las potenciales molestias que puedan ocasionar las hierbas espontáneas se resuelven destinando recursos para su cuidado y mantenimiento, no hormigonando, señalan. “Con esta filosofía –considera irónicamente Ecologistas en Acción- no resultaría extraño que el gobierno municipal anunciara la pavimentación de todas las zonas verdes en la ciudad, práctica con la cual se reduciría notablemente el gasto actual en el mantenimiento de estos espacios”.

“Pavimentar 7.000 alcorques es una barbaridad. Afectará a casi el 10 % del arbolado urbano. Si sumáramos las superficies pavimentadas estaríamos hablando de un espacio equivalente a medio campo de futbol. La Biodiversidad que podría desarrollarse en un espacio de ese calibre tiene un valor incalculable”, afirma el colectivo.

Ante el anuncio efectuado recientemente de esta intervención en el arbolado urbano Ecologistas en Acción había contactado con el área de Infraestructuras proponiendo que aprovechara el presupuesto y el personal disponible para hacer justamente lo contrario, ampliar los alcorques en aquellos puntos donde esto fuera posible e, incluso, “ampliar la superficie permeable en la ciudad –una práctica imprescindible para permitir la filtración de agua- desarrollando ”jardines de lluvia“, es decir, espacios permeables que fácilmente se pueden conseguir creando pasillos terrizos entre el arbolado urbano”.

Ecologistas en Acción planteará nuevamente estos argumentos en una reunión que mantendrá próximamente con el área de Infraestructuras del Ayuntamiento y espera que ésta tenga en cuenta estas consideraciones y suspenda el proyecto de pavimentación de alcorques aplicando los recursos y el personal disponible en políticas de permeabilización del viario urbano.

Etiquetas
stats