CSIF recuerda que la denegación de vacaciones al personal del SAS debe ser comunicada con 15 días de antelación

Imagen de archivo de una concentración de CSIF, CCOO y UGT en defensa de los trabajadores del SAS

CSIF recuerda que la denegación de vacaciones al personal del Servicio Andaluz de Salud (SAS) debe estar siempre adecuadamente motivada y subraya que los profesionales tienen derecho a que cualquier modificación en su periodo vacacional se les comunique por escrito con, al menos, 15 días de antelación. Así lo recoge el Manual de Vacaciones, Permisos y Licencias del Personal de Centros e Instituciones Sanitarias del SAS, que establece en su artículo 35 el procedimiento de elaboración del programa de vacaciones que deben seguir los distintos centros sanitarios.

Tras las dificultades de cobertura de puestos durante este verano por la escasez de profesionales de determinadas categorías y la incidencia que ello podría tener en cuanto a modificaciones en el periodo vacacional del personal del SAS, el Sector de Sanidad de CSIF Córdoba recalca que “la Administración sanitaria no tiene potestad para cambiar a voluntad las vacaciones de los profesionales, sino que se trata de decisiones que deben estar suficientemente motivadas y deben ser oficial y fehacientemente comunicadas en tiempo y forma”.

El personal temporal contratado tiene derecho a que las denegaciones de sus solicitudes de vacaciones (a este personal le corresponden dos días y medio de vacaciones por mes trabajado) se le comuniquen por escrito y al menos 15 días antes del periodo solicitado de disfrute de dichas vacaciones, según explica la central sindical. El silencio administrativo se interpreta como concesión del periodo elegido por la persona solicitante.

 El sindicato entiende que “no sería de recibo que fuesen los profesionales los perjudicados por la falta de planificación o la errática política de personal del SAS, que es lo que hace que nos encontremos ante un escenario sanitario muy complejo durante los meses de verano por la escasez de profesionales que hay en determinadas categorías”. “Los errores de la Administración no pueden salvarse a costa de los profesionales, sus condiciones laborales y su derecho a conciliar y a disfrutar de sus merecidas vacaciones”, insiste CSIF Sanidad Córdoba, que subraya que “después de dos años de pandemia la Administración tiene que facilitar el disfrute las vacaciones de sus profesionales y agotar todos los mecanismos que procuren la sustitución de los mismos antes de la denegación”.

En concreto, el citado manual por el que se rige la planificación de vacaciones en el SAS establece que “la persona trabajadora solicitará las vacaciones por escrito utilizando el modelo normalizado disponible en su unidad o servicio en el mes de abril” (artículo 35.a). “A la vista de las solicitudes y teniendo en cuenta los acuerdos a que pueda llegar el personal de cada categoría profesional, en cada unidad o servicio se elaborará el calendario vacacional siempre que tales acuerdos se ajusten a las presentes normas y se mantenga la funcionalidad de las unidades” (art. 35.c). Asimismo, recoge que en caso de no existir acuerdo se sorteará el mes a elegir, estableciéndose un sistema rotatorio que servirá de base para los años sucesivos (art. 35.d).

Igualmente, el apartado f de dicho artículo señala que “el órgano competente aprobará o denegará las propuestas de las distintas Unidades o Servicios con carácter general antes del 15 de junio de cada año y siempre con una antelación mínima de quince días a la fecha prevista para el disfrute. La denegación será motivada” y añade que “las personas interesadas podrán entender estimada su solicitud por silencio administrativo”.

 

Etiquetas
stats