Las casas y solares en mal estado y en ruinas ocupan 22.443 metros cuadrados del Casco Histórico de Córdoba

Casa de la calle San Pablo en ruinas

Las casas, edificios y solares en mal estado o en ruina del Casco Histórico de Córdoba ocupan una superficie de 22.443 metros cuadrados, lo que equivale a apenas un 1% de la superficie de esta zona, que ocupa 365 hectáreas.

Según un estudio previo a la pandemia realizado por la asociación La Medina y la iniciativa 20-30, facilitado a este periódico, en el casco histórico (desde el Alcázar Viejo al centro, pasando por toda la Axerquía) hay un total de 53 inmuebles y solares en mal estado o en ruina, de los que la mayoría, 36, están en la zona de La Axerquía.

Este área cuenta, según el documento, con un total de 9 inmuebles en ruina total, mientras que, si se suman estos a los que están en mal estado, suponen una superficie total de 14.909 metros cuadrados. Por su parte, en la zona de La Medina, el Alcázar Viejo y el centro, hay un total de 17 inmuebles y solares en mal estado o en ruinas, que ocupan un total de 7.534 metros cuadrados.

Esta superficie apenas supera el 1% del total que ocupa el casco histórico de Córdoba, uno de los más extensos de España, que supera los 365.000 metros cuadrados.

No obstante, el informe facilitado por La Medina aclara que, más allá del estado, en el Casco Histórico de la ciudad hay un total de 288 inmuebles y solares abandonados, que ocupan unos 90.000 metros cuadrados. Es decir, que uno de cada cinco inmuebles abandonados está en estado ruinoso.

Las causas que explican este importante número de espacios abandonados son diversas. El centro histórico de Córdoba lleva años inmerso en un proceso de despoblación más acentuado en unas zonas que en otras, pero que, a grandes rasgos, se basa en la falta de servicios, el empuje del turismo de masas y los altos coste de intervención en las edificaciones, algunas de mucha antigüedad.

A pesar de que la estrategia urbanística que plantea el Plan General, concede un papel esencial a la rehabilitación, cualificación y redinamización social y económica del centro histórico, lo cierto es que la ciudad lleva años anclada en un proceso de expansión urbanística lejos del centro, que en el último mandato está siendo especialmente vivo por la zona de Poniente-Norte.

Por su parte, en estos momentos la Gerencia Municipal de Urbanismo de Córdoba tiene activas cuatro ejecuciones subsidiarias en casas en estado de derrumbe. Son cuatro inmuebles que, por su mal estado, requieren una actuación de urgencia y de consolidación de su estructura para evitar el desplome, y que, ante la negativa o la falta de respuesta de sus propietarios a tomar las riendas de esta tarea, es el Ayuntamiento el que lo hace y después le pasa la factura a los propietarios.

Etiquetas
Publicado el
10 de mayo de 2021 - 06:00 h