EXCLUSIVA

Acusan al organizador de una fiesta de Nochevieja cancelada de negarse a devolver el dinero de las reservas

Imagen de la fachada de La Hacienda de la Albaida

Nuevo lío en torno a los cotillones de Nochevieja en Córdoba y el modelo de cobro de reservas. Según ha podido saber este periódico por diversas fuentes, los organizadores de un cotillón de Nochevieja que se iba a celebrar en la Hacienda de la Albaida y que finalmente fue suspendido por la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) se están negando presuntamente a devolver el dinero cobrado a cientos de personas en concepto de reservas.

Según algunas de las personas que han denunciado esta práctica (que han aportado el ticket que le suministraron al hacer el abono), los organizadores se niegan a reintegrar los 20 euros por persona que cobraron en concepto de reserva para acudir a una fiesta de fin de año que, finalmente, no contó con la preceptiva licencia.

La Gerencia Municipal de Urbanismo, según ha confirmado este periódico, le denegó hasta en dos ocasiones el proyecto "por incumplir la normativa urbanística". Es decir, no fue una decisión sanitaria, sino urbanística, la que tumbó la fiesta de Nochevieja en este emplazamiento, ubicado en la carretera de Trassierra y donde habitualmente se celebran bodas, bautizos, comuniones y otros eventos.

Con la fiesta suspendida, algunas fuentes señalan que los organizadores ofrecieron a los asistentes la posibilidad de acudir a otro cotillón de los que se celebraban en Nochevieja en Córdoba. Sin embargo, cientos de personas no lo hicieron y, según la normativa, tienen derecho a recuperar el dinero de su reserva por una fiesta que no se celebró.

Uno de los afectados relata a este periódico que, desde la organización, le han justificado que no se le devuelve el importe porque se dio la opción de acudir al cotillón en otro emplazamiento, si bien defiende que eso no es motivo, ya que él reservó una entrada para un sitio en concreto. A otro usuario afectado, que ha contactado con este periódico, le han dicho que no le reintegrarán el dinero de la reserva, puesto que es "como una fianza".

Actuación policial en el acto de devolución de las reservas

Las quejas fueron tantas que este lunes 10 de enero, cuando estaba prevista la devolución del importe de las reservas, tuvo que acudir la Policía Local a poner orden, dado que los organizadores de la fiesta suspendida se negaban a devolver el importe.

Desde Facua Córdoba, el presidente Francisco Martínez Claus (que lleva años denunciando la venta de entradas para fiestas de fin de año sin licencia definitiva) ha recordado que, en caso de suspensión, el usuario tiene derecho a la devolución de la reserva.

Pero es que, aún aceptando que la empresa organizadora ofreció una fiesta en otro emplazamiento, Martínez Claus aclara que la modificación de las condiciones de la fiesta también permite al cliente recuperar el dinero de la reserva. En este ámbito, recuerda que las personas que hicieron el primer pago de 20 euros debe tener un documento con las condiciones.

Dicho documento, facilitado a este medio, estipula únicamente lo siguiente: “Esta entrada es personal e intransferible, en caso de reventa quedará anulada. Consulta tus derechos y obligaciones como consumidor, Ley 13/1999 de 15 de diciembre de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Andalucía (LEPARA). Evento sujeto a las normas y recomendaciones sanitarias en la fecha de la celebración”.

Este periódico ha intentado en varias ocasiones contactar con la organización del cotillón suspendido a través de los números de teléfono que vienen en las reservas sin que, hasta el momento, nos hayan contestado o devuelto la llamada.

Etiquetas
stats