Llega 'Alex': el primer temporal del otoño trae viento, lluvia y el desplome de las temperaturas

.

Tras haber cerrado el mes de septiembre con temperaturas por encima de los 30 grados, el estreno de octubre va a venir protagonizado por la primera borrasca nombrada de la temporada, la primera de gran impacto en buena parte de la Península Ibérica y la facahada atlántica europea. En Córdoba sus efectos se dejarán notar durante buena parte del fin de semana, especialmente durante la tarde del viernes cuando la lluvia y el viento hagan acto de presencia a lo largo de toda la provincia.

La previa: el nacimiento de Alex

En la tarde del jueves 1 de octubre, un pequeño núcleo cálido de origen caribeño iba a interacción con una gran masa fría polar al suroeste de las Islas Británicas. Esta interacción ha permitido que durante la madrugada del viernes, se haya formado una profunda borrasca al norte del Mar Cantábrico, en un proceso de ciclogénesis explosiva (con una caída de presión en su centro de al menos 18 a 20 hPa en 24 horas). Este tipo de procesos dan como resultado borrascas profundas cuyo fenómeno adverso más característico es el fuerte viento asociado.

Con estos ingredientes, y cumpliéndose los requisitos por afectación al territorio estipulados por los organismos meteorológicos de Francia, España y Portugal, la Agencia Estatal de Meteorología decidió bautizar a la profunda baja con el primer nombre de la lista en la temporada 2020-2021, nacía así la borrasca 'Alex'.

El partido del fin de semana: lluvia, rachas de 70 km/h y 8 grados menos en las máximas

Ya con Alex formado sobre el Cantábrico, con su centro de presión en las inmediaciones de la costa francesa, el estado de la atmósfera mostrará signos de cambios desde las primeras horas de la mañana del viernes. El aumento de la nubosidad y de la intensidad del viento desde la madrugada será sólo la avanzadilla de lo que ocurra a partir del mediodía. El paso del sistema frontal desde ese momento dejará una tarde de viernes de ambiente lluvioso y ventoso.

La lluvia se dará de forma generalizada al paso del frente desde primeras horas de la tarde, aunque los mayores acumulados se concentrarán en el noreste de la provincia. Precipitaciones que en cualquier caso no supondrán ningún riesgo y de las que no se esperan grandes acumulados, que difícilmente superarán los 5 a 10 litros por metro cuadrado. Lo que sí será notable es el viento, que alcanzará rachas de entre 50 y 70 km/h en toda la provincia, estando la zona sur bajo aviso amarillo ante la intensidad del viento prevista.

Y al paso del frente, el desplome de las temperaturas. La caída en las temperaturas máximas en la tarde del viernes llevará que el termómetro a duras penas supere la barrera de los 20 grados en el valle del Guadalquivir. La coincidencia con la llegada del frente y la fría masa de aire en altura que la acompaña, hará que las temperturas comiencen su descenso a primeras horas de la tarde. Algo que dejará un ambiente marcadamente frío, y que será especialmente intenso en algunos puntos de la mitad norte cuya temperatura no subirá de los 16 grados.

Este brusco descenso se mantendrá en menor medida durante el resto del fin de semana, cuyas mínimas acusarán de igual modo el descenso. Así, las jornadas de sábado y domingo comenzarán por debajo de los 10 grados en toda la provincia, y en la que algunas localidades como Cardeña o Priego de Córdoba, llegarán hasta los 5 o 6 grados de mínima. Frío fin de semana que vivirá el auténtico primer zarpazo otoñal de la temporada, que dejará buen sabor de boca en los primeros compases de la nueva estación.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats