La Junta ofrece una solución “en dos o tres días” para el niño con autismo severo que requiere una residencia

Los padres de Andrés, en la sede de Autismo Córdoba | MADERO CUBERO

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, se ha referido este viernes en Córdoba al caso de Andrés, el menor de 12 años con autismo severo y epilepsia cuyos padres habían hecho un llamamiento desesperado para pedir una plaza en una residencia pública e ingresarle, dada la especial dificultad de la patología que presenta. Aguirre ha anunciado que "en dos o tres días lo tendremos perfectamente solucionado", en referencia a otorgar una plaza en una residencia para el niño con ingreso psiquiátrico-terapéutico, como aconsejan los profesionales que lo tratan debido a su conducta agresiva y a las particularidades del su caso.

El consejero ha explicado que durante la jornada del jueves se estuvo trabajando en poder dar una respuesta a la familia del menor y, aunque no ha precisado el lugar concreto, sí ha avanzado que en unos días se ofrecerá la plaza requerida para este menor. "Conocemos perfectamente el problema (...). Es un problema que asumimos como nuestro y nuestra obligación es solventarlo, en especial con este caso con especial sensibilización", ha dicho Aguirre.

Este jueves, Andrés Moreno y María Pacheco, los padres de este menor con autismo severo y epilepsia, reclamaban a la Junta de Andalucía la plaza residencial pública que su hijo necesita. Por la gravedad de su conducta agresiva y las peculiaridades de su caso, ya que el menor mide 1,80 y pesa 100 kilos, los profesionales que le atienden han prescrito su ingreso hospitalario urgent. Junto a Autismo Córdoba, los padres de Andrés han hecho un llamamiento a la Junta para que se cree o adapte la plaza que su hijo necesita, y a cualquier institución, pública o privada, para que se  les ofrezcan los recursos disponibles que el caso de Andrés requiere.

El menor lleva recibiendo atención terapéutica desde los dos años y se medica desde hace tres, tomando doce pastillas diarias actualmente. Como ha explicado su padre, uno de esos medicamentos está afectando gravemente a su metabolismo, lo que le ha llevado a engordar 20 kilos en los últimos 7 meses. En junio de 2019, tras lesiones de gravedad causadas a familiares y terapeutas, sus médicos de la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil (USMIJ) le prescribieron un ingreso hospitalario urgente y el Servicio de Salud Mental de Córdoba inició los protocolos pertinentes, pero hasta ahora no ha tenido plaza.

https://cordopolis.es/2020/02/20/la-llamada-desesperada-a-la-junta-de-los-padres-de-un-nino-de-12-anos-con-un-autismo-severo/

Etiquetas
stats