El 'invierno demográfico' reduce la población de Córdoba a cifras nunca vistas desde 2006

Población reflejada en un cartel comercial | MADERO CUBERO

Desde el 1 de julio de 2006, hace ahora 12 años, la población de Córdoba no era tan menguante. El avance de los datos del padrón municipal a fecha de 1 de julio de 2018 ofrece un panorama desolador en la provincia. El invierno demográfico ha llegado para quedarse y la población cordobesa sigue reduciéndose a un ritmo imparable.

El 1 de julio de 2006 en Córdoba había un total de 783.072 habitantes censados. El 1 de julio de 2018 la cifra es de 784.517 habitantes. Prácticamente idéntica. Entonces, en el año 2006, el crecimiento poblacional era imparable. Tanto que Córdoba llegó a superar la barrera de los 800.000 habitantes y en 2012 se tocó techo con 802.000 cordobeses censados. Desde 2012, la población de Córdoba no ha parado de menguar. De hecho, en el último año la provincia ha perdido 3.000 habitantes. En cinco años, han sido 15.000 los cordobeses de menos que hay en la provincia. De seguir así este ritmo, en una década tendrá una población similar a la de los años noventa. Y bajando.

Los datos empiezan a ser preocupantes. En 2012 se achacaron a una salida de los inmigrantes empadronados en la provincia (que siempre fueron pocos y que ahora apenas si suponen el 2% de la población total). Ahora, el descenso del padrón se explica en una emigración juvenil cada vez más alta, en una natalidad más baja que nunca (cada cordobesa tiene cada vez menos hijos y a una edad más alta) y a que en la provincia ya mueren más personas de las que nacen.

En solo seis meses, la población en la provincia de Córdoba ha bajado en 2.000 personas. Es una caída demográfica similar a la que se produjo el año pasado por las mismas fechas. La tendencia se mantiene y puede provocar efectos devastadores según las últimas proyecciones.

Etiquetas
stats