El impacto del Covid ya se nota en Córdoba con 550 muertos más que en 2019 desde el mes de junio

Uno de los vehículos de Tanatorios de Córdoba | MADERO CUBERO

Córdoba era una excepción. Pero ha dejado de serlo. La segunda ola del coronavirus está siendo mucho más virulenta y mortal en la provincia de Córdoba que la primera. Y con mucha diferencia. Durante la primera, Córdoba era una de las pocas provincias españolas donde había menos muertos que en el año 2019. El Covid 19 disparó la mortalidad en España, asociada no solo a los casos de coronavirus, sino a otras enfermedades asociadas o no diagnosticadas debido a la situación en los hospitales.

Pero todo ha cambiado. Desde el mes de junio, Córdoba tiene 553 fallecidos más que los que contabilizó en el año 2019. Son datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que trata de proyectar de esta manera el impacto real de la pandemia en España.

Un dato: entre la última semana de mayo y la primera de noviembre de 2019 murieron en la provincia de Córdoba 2.689 personas. Entre la última semana de mayo y la primera de noviembre de 2020 han fallecido en la provincia de Córdoba un total de 3.242 personas.

Este exceso de mortalidad es la que los expertos asocian de una manera casi directa al impacto del Covid. Entre mayo y noviembre son ya 344 las víctimas mortales que oficialmente han muerto a causa del coronavirus en la provincia. Esta es una cifra inferior al exceso de mortalidad detectado.

Eso sí, a nivel interanual en la provincia de Córdoba sigue habiendo un 1,7% menos de fallecidos en este 2020 que en 2019. La clave está en los primeros meses del año, especialmente durante el confinamiento, cuando el número de muertos en la provincia de Córdoba bajó de manera considerable. Pero la tendencia ha empezado a cambiar desde junio, con un exceso de muertes de más de medio millar de personas.

El INE también ofrece la posibilidad de saber qué franja de edad está sufriendo más fallecimientos. Los datos son también sorprendentes. Bajan, y mucho, los muertos de más de 80 años en la provincia. La franja de edad donde sí que suben las víctimas mortales es entre los cordobeses de entre 75 y 79 años, especialmente, y también entre los que tienen entre 40 y 54 años.

El INE aborda este proyecto con datos actualizados recibidos desde los Registros Civiles combinados con información histórica de la Estadística de Defunciones, con el fin de estimar las defunciones ocurridas durante el brote de Covid-19.

Etiquetas
stats