Hospitalizada la única perra superviviente de la rehala asfixiada en un turismo

Cloe, ingresada en el hospital veterinario.

Cloe, la perra que fue la única superviviente de la rehala de diez canes que murieron por los efectos del calor tras estar encerrados en un vehículo a pleno sol y sin ventilación este verano en Córdoba, se encuentra hospitalizada en un centro veterinario desde hace varios días tras empeorar en su estado de salud.

La protectora El Arca de Noé, que recibió la custodia provisional del animal, ha informado de que, desde el pasado sábado, la perra “se encuentra hospitalizada y ha dado positivo a parvovirosis. Esto se debe a consecuencia de una fuerte bajada de defensas derivada del episodio del golpe de calor que sufrió y a no estar vacunada”, detallan.

“Ahora mismo está hospitalizada y su pronóstico es reservado”, explica a este medio Miriam Mengual, vocal de la protectora. “No sabemos si saldrá adelante”, confiesa sobre la situación actual de la perra, que ya fue atendida en un centro veterinario cuando fue rescatada del vehículo en el que estuvo a pleno sol en la avenida Conde Vallellano a mediados de agosto.

Entonces, Cloe fue la única superviviente de los diez perros que un joven cazador dejó encerrados en su vehículo. En un primer momento, fueron agentes de la Policía Nacional quienes se personaron en el lugar de los hechos y consiguieron abrir el turismo en presencia del propietario, donde estaban los diez perros encerrados y enjaulados a más de 40 grados de temperatura. Cinco de los perros ya habían muerto por asfixia, sin ventilación ni agua, mientras que otros cinco fueron ingresados en un centro veterinario en la avenida República Argentina, muriendo poco después cuatro de ellos por asfixia y el golpe de calor que sufrieron.

Etiquetas
stats