La hora de la verdad ante el abismo de las fosas comunes

.

Llegó la hora de la verdad en los dos cementerios históricos de Córdoba. Los equipos multidisciplinares que iniciaron las excavaciones para localizar a los miles de fusilados por el franquismo en la ciudad han concluido el trabajo de campo y se enfrentan al gran reto: exhumar a los miles de muertos que, a ciencia cierta, se sabe que están sepultados en los dos cementerios. Una primera cata ya ha localizado que una de las grandes fosas comunes está repleta de restos humanos. Cuando el equipo multidisciplinar concluya los informes previos hará una propuesta de trabajo. Será entonces cuando se fije un presupuesto y un plazo de intervención.

Este miércoles, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, visitaba el cementerio de La Salud. La directora de las excavaciones, Elena Vera, le detallaba la evolución de los trabajos previos para localizar una de las varias fosas comunes. En los cuadros de La Trinidad y San Plácido, los arqueólogos han excavado dos catas y han determinado que sí, que ahí sigue habiendo restos de personas que fueron fusiladas por el franquismo.

Los técnicos están concluyendo ahora los informes de su primera intervención en La Salud, pero empezando a su vez las catas para localizar las fosas con las que tiene que continuar un trabajo que, de momento, es inicial. La primera intervención se ha centrado en una zona de enterramientos individuales donde ya se sabía que había fusilados del franquismo y casi quiénes eran. Así se ha dado casi por seguro con dos hermanos de Aguilar de la Frontera y con la periodista francesa Renée Lafont. Sin embargo, el grueso de las víctimas están repartidas entre La Salud y San Rafael en fosas comunes sin identificar. Una de ellas, en La Salud, estuvo abierta hasta este mismo siglo y allí se enterraba a personas que fallecía en el hospital sin recursos y sin familia que los reclamase.

El equipo está elaborando los informes. La documentación será elevada a la Consejería de Justicia que es quién tiene que decidir, una vez tenga el informe, qué seguir haciendo: continuar con las excavaciones o, como demanda uno de los socios de gobierno, suspenderlas. En ciudades como Málaga el PP llegó hasta el final y exhumó a todas las víctimas de la represión.

Ahora ahora, los trabajos en la fosa común del cementerio de La Salud han localizado ya un total de 55 cadáveres, de los que 47 han sido exhumados. En total se han localizado 55 sujetos (exhumados 47), de los cuales un 34,54% corresponde a personas represaliadas en base a documentación, episodios violentos y contexto. Del total de evidencias de personas represaliadas se han recuperado los restos de tres mujeres, 15 sujetos masculinos y uno de sexo indeterminado.

Los trabajos documentales previos y los efectuados con anterioridad por Rafael Espino Navarro han sido esenciales para identificar nombres y ubicaciones de víctimas en el cuadro de San Ramón, al igual que en otros no intervenidos. Ahora la clave está en los espacios donde los arqueólogos no saben exactamente a qué atenerse.

Los estudios previos señalan, asimismo, que en estas zonas hay “miles” de personas enterradas, tanto de represaliados fusilados e inhumados en fosas comunes como también de enterramientos posteriores que se hicieron en listas.

El informe técnico con la propuesta de los trabajos que ahora se están desarrollando ya señalaba que se contaba con los “testimonios de los nietos de sepultureros y vigilantes de los cementerios”, que sobre esta zona del cementerio de La Salud “nos hablaron de la posible ubicación de la fosa común que se encontraba abierta en 1936, localizada en el departamento alto”.

Los cuadros de La Trinidad y San Plácido forman parte de este espacio, que tiene unas dimensiones de unos 20 metros por 15 y alcanza los cinco metros de profundidad, según los datos del equipo técnico que trabaja sobre el terreno. Se trata de una “zona de fosas comunes” que se abrieron en 1936 y en 1938, respectivamente, y se prolongaron hasta mediados de los años 40 del pasado siglo, con enterramientos posteriores en cistas. La documentación previa con la que contaban los técnicos incluye fotografías aéreas realizadas por el Ejército del Aire de toda la ciudad de Córdoba en 1933.

Etiquetas
stats