La GMU prorroga la Inspección Técnica de Edificios hasta aprobar la nueva ordenanza sobre rehabilitación

El delegado de Hacienda, Salvador Fuentes | MADERO CUBERO

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba ha decidido prorrogar hasta diciembre de 2020 la actual Inspección Técnica de Edificios (ITE), que había caducado sin haber aprobado aún la que será nueva Ordenanza de Conservación, Rehabilitación, Evaluación y Estado Ruinoso de las Edificaciones.

Así lo ha anunciado el presidente de Urbanismo, Salvador Fuentes, quien ha asegurado que "se aprovechará el trabajo hecho" por el anterior gobierno municipal en la elaboración de la nueva ordenanza, que llegó a aprobar la Junta de Gobierno Local y que está pendiente de aprobación por el Pleno.

Ahora, el nuevo gobierno municipal quiere incorporar al texto aportaciones del Consejo del Movimiento Ciudadano y del Consejo Económico y Social, para llevar el texto a su aprobación definitiva por el Pleno en el primer trimestre del próximo año 2020. "Nuestra idea es que a primeros de año se apruebe el texto completo por la Junta de Gobierno Local y llevarla a Pleno, para que siga el procedimiento de las ordenanzas. Por eso había que prorrogar la ITE, hasta el 31 de diciembre de 2020, para dar seguridad jurídica y mientras tanto, en el primer trimestre de 2020, tener ya la nueva ordenanza", ha explicado Fuentes.

Fuentes ha avanzado que Urbanismo buscará vías de colaboración con el Colegio de Arquitectos y el Colegio de Arquitectos Técnicos para rebajar el precio de los informes de evaluación sobre edificios antiguos y facilitar el proceso, además de ver cómo se pueden acoger los propietarios a las ayudas del Estado y la Junta de Andalucía para la rehabilitación.

Texto ya elaborado

Cabe recordar que el anterior gobierno municipal elaboró el texto de la nueva Ordenanza de Conservación, Rehabilitación, Evaluación y Estado Ruinoso de las Edificaciones (OCREE), que disminuye el número de vecinos afectados y amplía, en la práctica, los plazos que ahora marcaba la actual Inspección Técnica de Edificios (ITE).

El nuevo documento se centra en la conservación, la accesibilidad y en la eficiencia energética. La nueva ordenanza afecta a todo el núcleo urbano de Córdoba, pero solo afecta a los edificios de la zona BIC y su entorno, y fuera de este ámbito solo a los edificios plurifamiliares, no a los unifamiliares.

La nueva ordenanza contempla unos plazos establecidos para cumplimentar los informes sobre los edificios. Así, para los edificios BIC y su entorno de más de 100 años de antigüedad será obligatorio presentar los informes un año después de la aprobación de la ordenanza. Fuera de ese ámbito, en los edificios plurifamiliares, para un antigüedad de entre 75 y 100 años, un año después, y así sucesivamente con los edificios de 50 a 75 años, y los de menos de 50 años. La ordenanza establece un procedimiento sancionador para quien la incumpla, que se ajusta a lo establecido en la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA).

Etiquetas
Publicado el
16 de diciembre de 2019 - 13:26 h
stats