Encinarejo regresa al Medievo más festivo

.

La Edad Media toma este fin de semana las calles de Encinarejo. La Entidad Local Autónoma celebra estos días la cuarta edición de su mercado medieval, que engalana el centro del pueblo con símbolos de las tres culturas que protagonizaron la Edad Media en la provincia de Córdoba: la musulmana, la cristiana y la judía.

Unos 40 puestos de artesanía y de alimentación con los mejores productos de la zona dan la bienvenida al visitante a este viaje en el tiempo. Un evento que, en esta edición, se consolida en el calendario festivo de Encinarejo y amplía el espacio y el número de atractivos para el público, según explica a este medio su alcalde, Miguel Ruiz.

Ruiz suma al atractivo del mercado al del propio Encinarejo: “Es un pueblo precioso, de estética colona y entre naranjos”, que en estos días se ofrece al visitante con puestos y actividades anclados en el Medievo. Pasacalles con música y danzas del vientre ambientan el escenario que ha preparado este mercado en la calle, donde bailarines y figurantes lucen ataviados con ropajes inspirados en la época.

“La acogida está siendo muy buena”, dice el alcalde sobre la primera jornada del mercado, que estará abierto durante todo el día y entrada la noche en las dos jornadas del fin de semana. En él, cobra especial protagonismo la artesanía porque, además de los puestos de los integrantes del mercado, se exhiben también los productos de las tiendas artesanas de Encinarejo, que se han unido a este evento festivo.

Junto a ello, los distintos espectáculos, donde no faltan los clásicos de cetrería, que son de los más demandados y buscados por los visitantes a este tipo de encuentros. Este sábado, las espectaculares aves tenían programados sus vuelos a partir de media tarde. Y, entre espectáculo y espectáculo, las familias también pueden hacer paradas en los puestos gastronómicos, que ofrecen “los mejores productos de la zona, como quesos y chacinas”, pone de ejemplo Ruiz.

Para los más pequeños, una cita ineludible: un carrusel ecológico, impulsado por tracción humana y manual, es decir, tal y como eran hace décadas, antes de los motores eléctricos. Además, los pequeños pueden aprender cómo era la sociedad medieval, gracias a los cuentos didácticos que se ofrecen entre unas actividades y otras.

Con todo ello, el medio centenar de personas que componen el Mercado Medieval de Encinarejo ofrecen actividades sin descanso hasta las 21:30 del domingo, si bien este sábado la diversión se prolonga, con espectáculos musicales y danzas del vientre (que también incluyen talleres para quien se atreva en su iniciación), hasta casi la media noche.

Etiquetas
stats