La empresa reacciona y los controladores empiezan a recibir contratos y medios materiales

Colas de turistas entrando y saliendo a los patios | TONI BLANCO

Al octavo día del Concurso de Patios, Uniges-3, la empresa concesionaria del servicio de controladores, ha reaccionado y sus trabajadores han comenzado a recibir sin distinción todos los medios materiales, entre los que se encuentran camisetas, chubasqueros y contadores de visitantes. También se les repartieron durante la tarde de este martes sus contratos de trabajo.

La reacción de la empresa llega después de que algunos de los controladores de patios denunciaran a este medio que llevaban trabajando desde el día 1 de mayo sin haber firmado documentos oficiales, y de que otros manifestaran que estaban desempeñando su trabajo sin los medios adecuados.

Este martes, coincidiendo con la amenaza de lluvia, se ha podido ver en cualquiera de las 6 zonas del circuito de patios cómo se hacía entrega de un chubasquero de color azul marino a los jóvenes que asisten a los turistas en los recintos y que, por política de empresa, deben mantenerse de puertas afuera. Entre los controladores el sentimiento era agridulce.

Por un lado, resaltaban positivamente el hecho de que la denuncia haya llevado a la alcaldesa a anunciar que el año que viene se van a cambiar la categoría profesional de los controladores para que puedan cobrar más -en la actualidad se les considera auxiliares de seguridad-. En el lado contrario, lamentan que su sueldo se vaya a mantener en algo más de 5 euros por hora, a pesar de la presión ejercida.

Una categoría profesional sin convenio específico y ligada a la Seguridad Privada

Sobre su estatus laboral actual, la mayoría afirma desconocer qué es un auxiliar de seguridad, puesto que consideran que realizan casi más trabajo de guía turístico y de control que de "seguridad". En este sentido, se considera auxiliar de seguridad precisamente a servicios "destinados a realizar funciones como conserjería, recepcionista, control o mantenimiento".

La principal diferencia entre éstos y un vigilante de seguridad es que este último debe obtener una habilitación expedida por el Ministerio del Interior tras superar un proceso selectivo de aptitud psico-física. Otra de las principales diferencias está en el sueldo. Así, el salario promedio por hora en una empresa como Prosegur varía entre los 5 euros que cobra un auxiliar y unos 7,50 euros que se le pagan a un vigilante.

Independientemente de su categoría profesional y reconociendo que la tranquilidad con la que suele transcurrir la fiesta de los patios no cuadra con el convenio de la seguridad privada, los propios controladores consideran que el sueldo que van a cobrar este año es "muy escaso".

"Yo por supuesto que considero que 14 euros por hora es un sueldo muy alto. Pero 5 es muy poco. La mayoría de nosotros con 7 euros nos conformaríamos", especifica una de las jóvenes controladoras.

Etiquetas
stats