Los cordobeses, los andaluces que menos se separan y de los que más años están casados

Una boda.

Los cordobeses son, de media, los andaluces que menos se separan, y también de los que más años pasan casados, según los datos de la Estadística de Divorcios, Separaciones y Nulidades en Andalucía que elabora el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Así, la estadística señala que en Córdoba hay una tasa bruta de 1,84 separaciones al año por cada 1.000 parejas. En Andalucía la media es de 2,11 separaciones por cada 1.000.

Pero es que además, en la provincia los cónyuges están juntos durante una media de casi 18 años. Solo Jaén tiene unos datos superiores a los de la provincia cordobesa, según el mismo indicador, que se basa en datos del año pasado.

Así, durante el año 2019 se produjeron en Andalucía 17.822 disoluciones matrimoniales (un 0,3% más que en el año anterior): 17.078 divorcios (95,8%), 731 separaciones (4,1%) y 13 nulidades (0,1%). De dicho total, 172 disoluciones lo fueron de matrimonios de personas del mismo sexo (el 1,0%).

La tasa bruta de disoluciones fue de 2,11 por cada 1.000 habitantes (la misma que en 2018), por encima de la tasa nacional que se situó en 2,02 por mil. En la desagregación provincial se observa que Almería presenta la mayor tasa (2,42 por mil), así como Córdoba y Granada la menor (ambas 1,84 por mil).

Respecto a las disoluciones matrimoniales entre cónyuges de distinto sexo, la duración media de los matrimonios disueltos fue de 16,8 años. Por provincias, este indicador tomó su máximo en Jaén (18,0 años) y el mínimo en Cádiz (16,1 años).

En las sentencias de divorcio, las duraciones matrimoniales más frecuentes fueron de 10 y 13 años (4,1% del total cada una de ellas). El 17,6% correspondió a matrimonios con 5 años o menos de duración, y el 2,9% tuvo una duración de un año o menos.

El 21,8% de las demandas de disolución matrimonial en Andalucía fueron presentadas por la esposa, mientras que en un 11,4% de los casos lo hizo el esposo. En el 66,8% de los casos, dicha demanda fue presentada por ambos cónyuges.

El 45,9% de los divorcios se produjeron en matrimonios que no tenían hijos menores, mientras que en el 26,6% existía un único hijo menor de edad y en el 24,1% existían dos. En el caso de las separaciones, el 55,4% no tenían hijos menores, el 20,1% tenían un único menor y el 21,3%, dos menores.

En relación al total de sentencias con hijos menores, la custodia fue otorgada a la madre en el 69,3% de los casos de divorcio o separación (4,4% menos que el año anterior), al padre en un 5,0% (18,5% más que el año anterior) y, finalmente, fue compartida en el 25,3% de los casos (un 14,2% más que el año anterior).

Etiquetas
stats