Una cordobesa dirige un estudio que alerta de unas lesiones en la piel que provoca el coronavirus

La especialista en Podología Avencia Arévalo.

Tos, fiebre y dificultad respiratoria son los principales síntomas que nos deben alertar de que, probablemente, hemos contraído coronavirus. Sin embargo, los profesionales sanitarios están constatando que no son los únicos. A principios de marzo, un menor en Italia, asintomático, comenzó a presentar unas lesiones cutáneas que más tarde se han relacionado con el virus. En España, personas sin ningún otro síntoma de la enfermedad también han empezado a sufrir estas lesiones de color violácea; un número significativo que ha llevado a la especialista en Podología del Hospital Cruz Roja de Córdoba Avencia Arévalo a dirigir un estudio a nivel nacional.

Según un artículo publicado por la Federación Internacional de Podólogos, el 8 de marzo, en Italia, un niño de 13 años presentó repentinamente este tipo de lesiones en los pies. Las características observadas por el pediatra consistían en un eritema de color violeta rodeado de otro tipo de lesiones, todas ellas en el primer dedo del pie derecho y en la superficie dorsal del segundo dedo de ambos pies. Dos días después, el menor presentó fiebre, dolor muscular, cefalea y picazón intensa y ardor en las lesiones de los pies, que fueron disminuyendo. Debido a la situación de emergencia que se vive en ese país, no fue posible confirmar la sospecha de Covid-19 en el paciente.

Fue a principios de marzo cuando la podóloga cordobesa recibió su primer caso. Se trataba de una amiga de Madrid que durante el mes de enero “sufrió una neumonía muy grave aunque no le hicieron la prueba del coronavirus”. Dado que la afección pulmonar no remitía con ningún tipo de antibiótico “la dieron como positivo, pero sin hacer test”. Durante el transcurso de la enfermedad, esta paciente vio cómo le habían salido unas lesiones en los pies que le generaban molestia y dolor, “muy parecidas a las que provocan la varicela o el sarampión”.

En Italia, el primer estudio relacionado con esta cuestión señaló que 18 de los 88 pacientes contagiados por coronavirus presentaron lesiones cutáneas. En el estudio difundido por la FIP señalan, no obstante, que las erupciones urticarianas son comunes en otras infecciones virales, pero las que se están presentando actualmente estarían estrechamente ligadas al virus. El 29 de marzo, cinco semanas después del primer caso italiano por coronavirus, otro informe ya hacía hincapié en la aparición de casos de niños asintomáticos con este tipo de lesiones.

Para contrarrestar las tesis que esta profesional se estaba forjando en torno a la relación entre estas lesiones y el coronavirus, contactó con profesionales sanitarios de China e Italia, quienes constataron sus premisas “a pesar de que estos estudios todavía no tengan evidencia científica dado su corto recorrido”. Lo estudiado hasta el momento permite a Arévalo asegurar que este tipo de lesiones aparecen principalmente en niños y adolescentes asintomáticos que desconocen que son positivo en coronavirus ya que no presentan otra sintomatología, “pero sí pueden contagiar”, enfatiza la podóloga. A su vez, estas erupciones también se han producido en pacientes con Covid-19 y con la misma morfología de las que presentan las personas asintomáticas.

Hasta el momento, Arévalo ha estudiado más de 300 casos de toda España de los que el 70% coincide con las lesiones ocasionadas por el coronavirus aunque no en todos los casos tenía la misma incidencia: mientras que algunas personas manifestaban dolor y picor, en otras, no. El protocolo que deben seguir quienes sufran estas lesiones comienza por contactar con esta profesional a través del teléfono 615431840 y el envío fotografías en las que se aprecien los eritemas. De esta forma, asegura, “es muy fácil distinguirlos de otro tipo de lesiones como puede ser un callo o un papiloma”. Si estuvieran relacionadas con el virus, el paciente deberá aislarse y recibir un tratamiento de corticoides de carácter local y antihistamínicos si las lesiones provocan dolor o picor.

Para tratar esta cuestión, el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos a abrir un registro de posibles casos de Covid-19 y ha establecido un protocolo de actuación para sus 7.500 colegiados para detectar estos casos. Hay que recordar que las consultas y clínicas podológicas están cerradas y solo atienden las urgencias aquellas que tienen equipos de protección individual y unas condiciones mínimas de seguridad para los pacientes y para sus profesionales.

Tanto Arévalo como el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos enfatizan en que los padres de los menores deben mantener la calma en el caso de confirmación de que las erupciones de su hijo sean compatibles con el coronavirus ya que, recuerdan, son lesiones benignas, aunque la cuarentena es vital para evitar el contagio.

Etiquetas
stats