Un cordobés, detenido en una gran operación contra el narcotráfico

.
Se ha detenido a 18 personas a las que se considera responsables de un macroalijo con 6.000 kilos de hachís y más de 500 de cocaína | El cabecilla es el hijo de un conocido narco gallego | El cordobés fue detenido en Peñarroya, según los medios gallegos

Una organización a nivel nacional, miles de kilos de hachís intervenidos en el Mediterráneo, casi media tonelada de cocaína en el Atlántico, oculta en un velero que, se espera, llegue hoy a tierras gallegas después de ser interceptado en alta mar, 18 detenidos por su presunta implicación en una organización criminal supuestamente dirigida por el hijo de un mítico contrabandista y narco gallego -El Peque- y un cordobés, que supuestamente estaba encargado de la rama andaluza, forman un complejo entramado criminal, según indican medios gallegos como La Voz de Galicia o El Faro de Vigo.

La Operación Santa arranca hace meses, aunque los principales arrestos y comparecencias judiciales se concentran la semana pasada, así como las declaraciones ante el juzgado de Instrucción 1 de Vigo, cuyo titular ya ha mandado a prisión a seis de sus integrantes, entre ellos, Francisco Javier Fernández Pomares, el presunto cabecilla. En el caso del cordobés, las informaciones consultadas aluden a que los cuatro miembros andaluces de la red deberán comparecer ante los juzgados a los que les corresponda territorialmente. El caso, por su magnitud, será enjuiciado por la Audiencia Nacional.

Precisamente es la conexión andaluza la que primero se destapa. Desde comienzos del verano se interceptan en el Mediterráneo tres embarcaciones -lanchas rápidas- en una operacion en la que los agentes de los grupos especiales contra el crimen organizado de la Policía Nacional, Udyco y Greco Galicia, retiran del mercado varios cargamentos con más de 6.000 kilos de hachís. Estos alijos eran coordinados por el cordobés, quien fue detenido en Peñarroya, señalan los medios gallegos, que aseguran que gran parte de esa droga iba con destino a Italia. Aparte de este cordobés, en Andalucía se arresta a otros tres presuntos integrantes de una banda perfectamente coordinada, con muchos medios económicos y los contactos colombianos de El Peque recuperados por su hijo.

Estos contactos con Colombia son claves, ya que a ellos se les encarga supuestamente el cargamento de cocaína que los grupos especiales contra la droga interceptan en alta mar hace pocos días en un velero con destino a las costa gallega y que, se espera, llegue hoy a puerto escoltado y con dos de sus ocupantes ya detenidos. La droga viaja oculta en la nave y las primeras informaciones hablan de media tonelada de cocaína, aunque podría ser incluso más. A partir de aquí se suceden las detenciones, la mayoría en la comarca pontevedresa de O Salnés.

Etiquetas
stats