Córdoba, segunda provincia donde cerraron más autoescuelas tras la huelga de los examinadores

Manifestación de las autoescuelas de Córdoba | MADERO CUBERO

La huelga de examinadores de tráfico que se mantuvo durante seis meses a lo largo de 2017 y no se desconvocó hasta el pasado mes de diciembre, ha tenido unas consecuencias directas sobre el negocio de las autoescuelas en Córdoba. En la provincia cordobesa, un total de siete autoescuelas cerraron el año pasado, colocándose como la segunda provincia de España más afectada por cierres de estos negocios.

Las autoescuelas ya lo avisaron. En el mes de julio incluso llegaron a manifestarse con sus coches por las calles de Córdoba contra el paro de los doce examinadores de tráfico que en la provincia debían hacerse cargo de 19.000 exámenes de conducción y más de 12.000 pruebas teóricas cada año.

La Asociación Provincial de Autoescuelas de Córdoba advertía entonces que la imposibilidad de examinar a los alumnos y el retraso de los pocos exámenes que se hacían estaba afectando a la enseñanza y a sus negocios. “Se pone en un serio peligro la viabilidad de nuestras empresas”, advirtieron entonces. Y, a tenor de los datos ofrecidos ahora por el Gobierno, así ha sido, con el cierre de siete autoescuelas en Córdoba.

En el conjunto del país, cerraron sus puertas un total de 66 autoescuelas, con Badajoz a la cabeza con el cierre de ocho negocios, mientras que Córdoba se sitúa en segundo lugar con siete autoescuelas menos, el mismo número que las provincias de Jaén y Vizcaya, mientras Málaga vio cerrar seis, según avanzaba Málaga Hoy.

Menos exámenes realizados

Estos datos los ha ofrecido el Gobierno en una respuesta parlamentaria a diputados socialistas malagueños, y en ellos se refleja que, mientras que en enero de 2017 había registradas en la Dirección General de Tráfico (DGT) 6.056 autoescuelas en todo el país, diez meses más tarde la cifra era de 5.990. E, igualmente, el número de exámenes de conducir, tanto teóricos como prácticos, también descendió entre 2016 y noviembre de 2017 un 20,3% -376.079 de pruebas menos-, también como consecuencia del paro de los examinadores.

Así, las provincias andaluzas de Córdoba, Jaén y Málaga han sido de las más afectadas del país. Otras provincias, por el contrario, cuentan con datos más positivos, como Alicante, que a pesar de la tendencia negativa generalizada en España, aumentó en cinco sus autoescuelas durante el año pasado.

La respuesta del Ejecutivo recoge datos del número de autoescuelas en el periodo 2012-2017, que reflejan que durante los primeros cuatro años se produjo un crecimiento interanual de entre el 1% y el 2,5%. Sin embargo, en 2016 la cifra descendió por primera vez -casi un 0,5%-, lo que se tradujo en 24 autoescuelas menos ya en ese año. En 2017 volvió a disminuir, en esta ocasión, más de un 1%, lo que supuso que 66 centros dejaran de estar activos cuando aún quedaban tres meses para que finalizara el año y se desconvocara la huelga de examinadores.

Pérdidas económicas

Además, si se toman en consideración los datos de exámenes prácticos realizados, desde 2012 no habían bajado del millón hasta el pasado año, cuando ni siquiera se acercó a esa cifra, quedándose en 820.000 pruebas realizadas.

Durante el tiempo que los examinadores permanecieron en huelga, el sector de las autoescuelas llegó a cifrar en 40 millones de euros las pérdidas económicas y en más de 170.000 los alumnos que no habían podido examinarse en todo el país. Unas pérdidas que el diputado socialista por Málaga, Miguel Ángel Heredia, calcula que ha afectado a cada centro en unos 9.000 euros, aparte del recorte en personal.

Por este motivo, el parlamentario socialista ha pedido al Ejecutivo que compense económicamente a los centros “a la mayor brevedad” posible y aclare cuántas nuevas plazas de examinadores de tráfico van a crearse en 2018.

Etiquetas
stats