Córdoba en Común pide al Ayuntamiento que cree una renta mínima municipal

Asamblea de Ganemos en la que aprobó llamarse Córdoba en Común | ALEX GALLEGOS

“Ha llegado el momento de que el Ayuntamiento de Córdoba cree una renta municipal complementaria en nuestra ciudad. Una ciudad como la nuestra, que antes de esta crisis ya tenía unos indicadores sociales muy preocupantes, se va a ver abocada, cuando salgamos de esta pandemia, a una situación social desgarradora como no se ponga el foco en rescatar, esta vez, a las personas”. Córdoba en Común, la formación heredera de Ganemos Córdoba, ha hecho esta propuesta al Ayuntamiento de Córdoba a través de un manifiesto que ha enviado a los medios de comunicación.

Córdoba en Común considera que “nuestras administraciones, sean del color que sean, deben remangarse y poner toda su capacidad e inteligencia en que nadie se quede descolgado ni desamparado ni abandonado”, aseguran. “Y es que los ayuntamientos, a pesar de no tener capacidad legislativa, tienen un papel trascendental al ser la administración que más cerca está de las personas y la primera a la que estas acuden”.

“Creemos que una herramienta que puede ser muy beneficiosa para este fin sería la creación de una renta municipal, complementaria a otras ayudas económicas de otras administraciones. Consistiría en una ayuda mensual durante un periodo mínimo de un año, con posibilidad de renovarse mientras la situación de precariedad se mantenga, a familias y personas en situación de exclusión, riesgo de estarlo o sin medios suficientes para subsistir”, señala esta formación en su propuesta. A vez calcula que supondría un gasto anual de cinco millones de euros, que saldrían de las arcas municipales.

Presupuestos municipales sin ejecutar

“No estamos hablando de mucho dinero teniendo en cuenta el número de familias que pasan por dificultades, ya que la cantidad que se queda sin ejecutar en los presupuestos municipales es mucho mayor, en ocasiones han sido de más de 20 millones de euros, debido a las dificultades normativas para ejecutar el presupuesto y la falta de personal municipal”, asegura la formación, que insiste en que el programa, por tanto, podría financiarse.

“La legislación, salvo algunas excepciones, obliga que el superávit presupuestario se invierta en reducir la deuda con los bancos, reducción que incluso a veces lleva comisiones financieras. No nos parece ético que en los momentos en los que estamos, si hay superávit, este se lo lleven los bancos, debe ir a manos de las personas, de las familias que más lo necesiten”, señala.

“Si pusiéramos una media de 684 euros (umbral carta social europea) de ayuda por familia, esta renta podría alcanzar entre 600 y 1200 familias”, calculan.

“Este programa precisaría de un reglamento que dejara claro quién puede acceder a estas ayudas, las condiciones, limitaciones e incompatibilidades con otras ayudas similares. Debe dejar claro también que no se invaden competencias de otras administraciones ya que estaríamos hablando de ayudas temporales y no de pensiones o similares”, concluyen.

Etiquetas
stats