La cooperativa agroalimentaria Dcoop factura casi 1.000 millones en 2018

Asamblea de Dcoop de 2018.

El presidente de Dcoop, Antonio Luque, ha indicado que el año 2018 se ha cerrado con una facturación directa de la cooperativa agroalimentaria algo inferior a los 1.000 millones de euros, lo que supone un leve descenso por la menor cosecha y la bajada de precios, fundamentalmente, del aceite de oliva.

En este balance no está consolidada la facturación de las sociedades participadas. Así, Luque ha puntualizado, en declaraciones a los periodistas, que Pompeian obtuvo unos 450 millones de dólares de facturación; Mercaóleo por encima de los 200 millones de euros y Bell-Carter, más de 200 millones de dólares.

El presidente de Dcoop ha realizado estas declaraciones durante la visita de la subdelegada del Gobierno, María Gámez, a las nuevas instalaciones del grupo en la sede de Antequera (Málaga), destacando la apuesta de este por la innovación para avanzar en competitividad y rentabilidad.

Así, ha conocido el trabajo que se realiza en el laboratorio de aceite de oliva y en la central láctea del grupo, puestos en servicio recientemente tras una inversión de 13 millones de euros que también ha servido para sufragar la modernización de la bodega de aceite de oliva.

“Dcoop es un claro ejemplo de cómo la integración en el sector agroalimentario y la apuesta por la calidad y la tecnología eficiente se traducen en una mejor oferta, una mayor competitividad y una rentabilidad superior para los cooperativistas”, ha resaltado Gámez, acompañada por Luque.

El grupo concentra actualmente a cerca de 180 cooperativas de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y País Vasco, con aproximadamente 75.000 agricultores y ganaderos. Su facturación anual se acerca a los 1.000 millones de euros.

En este sentido, Gámez ha incidido en el apoyo del Ejecutivo central al sector “para contribuir al avance de unas instalaciones modernas e innovadoras, respaldo que en el caso de las nuevas instalaciones de Dcoop se ha materializado con una subvención de más de cinco millones de euros” del Programa Nacional de Desarrollo Rural (PNDR 2014-2020), que cuenta con financiación del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural.

Dcoop es el mayor productor mundial de aceite de oliva virgen extra y de aceitunas de mesa y uno de los principales de vino y queso de cabra. “Esta posición de liderazgo se afianza con esa apuesta continua que tiene el grupo por la innovación y la calidad, fundamentales para seguir generando empleo y riqueza”, ha subrayado Gámez.

Laboratorio y central láctea

El nuevo laboratorio del grupo es el centro de análisis de aceite de oliva más grande del mundo. El edificio se extiende por una superficie de 3.200 metros cuadrados y está dotado de salas de catas y de juntas, una zona de granel y un auditorio multifuncional con capacidad para 1.400 personas, entre otras instalaciones. El nuevo complejo permitirá al grupo triplicar su capacidad para el análisis de aceite de oliva, de aceitunas e, incluso, de los suelos de los socios con el fin de mejorar la calidad de las cosechas y la productividad del olivar. También se ha creado un departamento de I+D+i.

En este punto, Luque ha señalado que se hacen análisis de los aceites de oliva para determinar la calidad y controlar la trazabilidad y que no haya ningún problema de contaminación. Además, sirve, ha puntualizado, para ver dónde se destina el producto: si es de buena calidad, al envasado; si es de una calidad especial, para un cliente determinado. “Esto sirve para que los agricultores cobren también según la calidad y esta también se incentiva”, ha apostillado.

Igualmente se hacen análisis de agua, de hojas: “Nos preocupa mucho que la agricultura sea muy sostenible, intentamos asesorar al agricultor par que use los fitosanitarios estrictamente necesarios y en esa línea de trabajo hemos tenido un avance importante”. Esto se complementa con esa línea de I+D+i “para ver cómo se puede mejorar la calidad del aceite”, y ahí se suman los convenios con universidades, hospitales, etcétera.

Por su parte, la central láctea tiene una superficie de 2.700 metros cuadrados y capacidad para recepcionar hasta 50 millones de litros de leche de cabra. Estas nuevas instalaciones de Dcoop son, además, medioambientalmente sostenibles, con placas fotovoltaicas y solares térmicas de agua caliente sanitaria, un sistema de refrigeración inteligente y un sistema domótico que controla la entrada de luz natural al auditorio.

Según Luque, esta central permite a los ganaderos “tener una mejor comercialización”. En estos momentos ha indicado que se están desarrollando las últimas pruebas previas a su puesta en marcha: “Creo que los próximos días empezará a funcionar”. En este punto, el presidente de Dcoop ha resaltado la alianza con el socio francés Agrial, “que está aportando la mayor parte del know-how, que se quedará aquí”.

Ha añadido que además de la central se ha construido una fábrica de quesos en Lebrija y después se prevé otra en Antequera: “Es absurdo que la leche de cabra de nuestros ganaderos vaya a Francia, se haga el queso allí y luego se venda aquí” por lo que se intentará que el queso que se venda en España se fabrique en el país.

Luque ha recordado que agrupan “a miles de familias, también de Castilla-La Mancha, Extremadura y alguna del País Vasco para que vivir dignamente de sus explotaciones”. Dcoop también desarrolla a lo largo del año distintas actividades de formación, métodos de negocio o fomento de la participación e integración de la mujer en el mundo rural con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la cofinanciación en un 80% del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural.

Luque ha agradecido la visita y el apoyo del Ministerio de Agricultura, y ha relatado el trabajo que desarrolla el grupo y empresas asociadas. Así, pese a la importancia del aceite de oliva y la aceituna de mesa en el grupo, ha recordado el trabajo con vino, o el incremento de las secciones ganaderas, con incrementos de las producciones o la sección de frutos secos.

Todo ello, ha añadido, “para que nuestros agricultores y ganaderos puedan vivir dignamente de su actividad, en los pueblos de toda Andalucía y de Castilla-La Mancha fundamentalmente”.

Etiquetas
stats