Comercio Córdoba pide ahora diálogo en la campaña contra la contaminación visual

Turistas en una zona de tiendas de la Judería de Córdoba | MADERO CUBERO

La Federación Comercio Córdoba y los sindicatos UGT y CCOO han emplazado al teniente del Ayuntamiento de Córdoba, Pedro García, a formular una mesa de diálogo para analizar la campaña contra la contaminación visual en el casco histórico. Después de la amenaza que realizó la federación tras el anuncio de Pedro García, el presidente de Comercio Córdoba, Rafael Bados, ha lanzado “un guante para el diálogo” y si “hay que llevar a cabo algo en la zona, habrá que hablar e intentar llegar a acuerdos, pero con moderación”.

Además de pedir una mesa de diálogo, Bados ha comentado que la federación ya se ha reunido con la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, y con el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado. Ahora, será el teniente de alcalde el siguiente en reunirse con Comercio Córdoba. “Estamos hablando de un sector importante a la par que frágil. Si esa supuesta contaminación visual supone que hay que hacer modificaciones estructurales en los establecimientos, hay empresarios que no tendrán la capacidad para abordar cambios de ese tipo”, ha declarado Bados.

La normativa que debe cumplir el Ayuntamiento se formuló en 2007, pero hasta ahora ningún equipo de gobierno la ha puesto en marcha. Por ello, tanto la federación como los sindicatos UGT y CCOO han valorado positivamente la existencia de esta normativa, pero no “la idoneidad” para ponerla en marcha “en estos momentos”. En ese sentido, el secretario general de UGT-Córdoba, Vicente Palomares, ha manifestado su “preocupación” por la “afección” que la aplicación de esta normativa puede tener en los comercios, que en el casco histórico están por encima de los 500. “Entiendo que los vecinos estén molestos con ciertas cuestiones pero también entiendo que pueda haber una vía de dialogo y entendimiento” y “el Ayuntamiento tiene que ser flexible” en la aplicación de la normativa.

A pesar de estas afirmaciones, los sindicatos no han podido cuantificar el daño económico que sufrirían los comercios o las pérdidas de empleo que se provocarían, pero sí han comentado que “un número elevadísimo no podría poner escaparates dentro por falta de espacio”.

Por otro lado, a juicio de la secretaria general de CCOO-Córdoba, Marina Borrego, esta normativa “imaginamos que surge por presiones de vecinos de la zona”, por lo que ha pedido analizar si de esta campaña se quiere “hacer algo partidista por parte del concejal o de Urbanismo”. Además, ha criticado la decisión de Pedro García de “no tocar el cableado aunque esto también sea contaminación visual”.

Bados, además, ha realizado una valoración sobre la situación actual del comercio de cercanía en Córdoba. “Actualmente hay 43.275 trabajadores en la provincia de Córdoba: 27.843 en régimen general y 15.432 como autónomos, y un 60% es empleo femenino”, ha explicado Bados, quien ha asegurado que la recuperación está siendo lenta, “acorde con la situación general”.

En la reunión previa a la rueda de prensa, tanto la federación como los sindicatos han hablado, también, del convenio colectivo. Así, Borrego ha comentado que éste “tiene que ir simepre al alza” y en septiembre volverán a reunirse para poder establecer “una subida salarial digna para todos los empleados”.

Etiquetas
stats