“Estamos colapsados”: la Atención Primaria pide medidas urgentes ante la situación en los centros de salud

Concentración de apoyo a la sanidad pública en Santa Rosa | MADERO CUBERO

Teresa lleva varios días intentando solicitar una cita médica en Salud Responde por teléfono. Este viernes, finalmente, lo ha conseguido a través de la app de este sistema. Le han dado cita telefónica con su médico en el centro de salud Santa Victoria del Sector Sur para dentro de dos semanas, el 2 de octubre.

Al otro extremo de Córdoba, en el centro de salud de Santa Rosa, la asociación de vecinos del barrio de Valdeolleros que cubre este centro, han denunciado el colapso del mismo, la imposibilidad de lograr cita a través del teléfono y las largas colas que se forman cada día en la calle a las puertas del centro de salud.

“Estamos colapsados”. También lo dicen los propios profesionales sanitarios de la Atención Primaria. El Sindicato Médico denuncia la carga de tarea que asumen los médicos de famila en la actual situación, donde los centros de salud son el muro de contención de los casos de Covid-19 y, a la vez, deben atender al resto de patologías. “Al día, un médico está atendiendo a unos 60 pacientes”, cuando lo habitual estaría entre 35 o 40, explica una portavoz del sindicato a este periódico, Inmaculada Romero. Ahora, en el horario de consulta, el médico de familia tiene asignado “un paciente cada minuto, cuando no a varios a la misma hora”, los denominados bises.

Ante ello, asegura que la situación es de “crispación tanto entre los profesionales como entre los pacientes”, con un desbordamiento de las tareas entre los médicos y el número de personas que deben atender, que hace “impracticable una atención normalizada”.

Por eso, demandan un plan urgente y efectivo, medidas que pasen por descargar de tareas a los médicos de familia, que “desburocraticen” su labor para centrarse en atender a los pacientes, y que no sean ellos los encargados del rastreo Covid-19 sino otros profesionales formados para una tarea que conlleva “mucho tiempo”. Y piden, para afrontar la situación actual, más personal: “Más contratos y contratos más atractivos. Si ofreces un contrato de un mes, los médicos se van a otras comunidades donde les ofrezcan más tiempo” de trabajo, explica Romero. La realidad es que “la plantilla nunca está completa en ningún centro de salud”.

Sobrecarga de tareas y pruebas anuladas

Con ello, la tarea que colapsa a los médicos de familia es la sobrecarga de funciones, donde deben atender las consultas telefónicas, las presenciales, realizar las tareas burocráticas de altas, bajas, informes, etc. De hecho, admite Romero, se han dejado de hacer ya pruebas de detección precoz de ciertas enfermedades: “Se han anulado citologías”, explica como ejemplo.

Los médicos de familia demandan un plan urgente con medidas efectivas para frenar esta situación y donde puedan atender debidamente a los pacientes, porque algunas gestiones o consultas se pueden hacer telefónicamente pero, recuerda Romero, “la exploración es fundamental” en determinadas patologías, por lo que es necesario ver a los pacientes y tener el tiempo adecuado para ello.

Las medidas que vienen reclamando desde el Sindicato Médico pasan por más contratos de personal y también por realizar “continuidades” voluntarias para que aquellos profesionales que quieran trabajen también por las tardes y se amplíe así el horario de atención a los pacientes.

Los profesionales esperan una respuesta positiva de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y no descartan realizar concentraciones de protesta ante los centros de salud, sin llegar a la huelga en un momento en el que creen que no pueden dejar de prestar toda la atención a los pacientes. Pacientes y población en general a la que piden que sean siempre responsables con las medidas de prevención e higiene para evitar los contagios de Covid-19 que están tensionando el sistema sanitario.

“Un plan urgente y efectivo” ante la situación “crítica” de la Atención Primaria

A nivel de Andalucía, el Sindicato Médico ha solicitado este viernes a la administración andaluza la puesta en marcha de un plan urgente y efectivo que haga frente a la grave situación por la que atraviesa la Atención Primaria en la Comunidad. Según han detallado, “la situación es crítica, el acceso del ciudadano a la asistencia es cada vez más complicado y el trabajo de los facultativos es penoso, agotador y sometido a una gran presión”.

Por ello y dado a que ahora comienza “una de las épocas del año con mayor número de consultas” debido al inicio de las clases, la vuelta de las vacaciones, la patología estacional, entre otros, el SMA pide soluciones urgentes ya que “la situación de la Atención Primaria está peor que nunca”. “Llueve sobre mojado en un sector de la Sanidad Pública que ya contaba con la mayoría de sus profesionales al borde de la desesperación”, han dicho.

El Sindicato Médico Andaluz ha explicado que llevan años pidiendo “una remodelación en profundidad de la Atención Primaria que nunca llega a materializarse, tampoco se concreta un aumento suficiente de la inversión, las políticas para evitar la fuga de facultativos y evitar la falta de sustitutos y titulares brillan por su ausencia y la implementación de los módulos de continuidad asistencial, existentes en hospitales desde el 2006, no se lleva a cabo”. Así, han asegurado que “tampoco se presentan planes de contingencia con suficiente dotación económica como se ha hecho en varias ocasiones para ”aliviar“ la lista de espera quirúrgica”.

Con todo lo anterior, el problema actual sobrepasa con mucho el aspecto laboral y profesional. “No solo se ha agravado la situación de discriminación laboral y retributiva de los facultativos de Atención Primaria sino que, además, la pandemia ha añadido un serio problema de accesibilidad al Sistema de Salud Público que tiene a muchos ciudadanos sin poder ser atendidos en tiempo razonable y de una forma acorde a sus necesidades desde el inicio del estado de alarma”.

Ante estos problemas, el SMA considera que “es urgente la presentación de un plan de contingencias específico con una suficiente dotación económica y con medidas unificadas para toda Andalucía que permitan revertir la situación en un corto espacio de tiempo”.

“El desarrollo de la continuidad asistencial no puede demorarse más, si hay verdadera voluntad política podría estar desarrollado en pocas semanas y la prórroga de la actividad ordinaria hasta las 20 horas retribuidas, en los mismos términos que se ha hecho con los planes de choque en atención hospitalaria, ha de generalizarse a todas las zonas básicas inmediatamente”, han subrayado.

“Las medidas contempladas hasta ahora y publicadas en los medios son claramente insuficientes y poco efectivas”. “Tampoco tenemos constancia de ningún plan de accesibilidad reciente ni se nos ha comunicado ninguna mesa sectorial para tratar el tema”, han indicado desde el SMA.

Asimismo, desde el Sindicato Médico Andaluz han avisado de que es también necesario revisar la ratio de consultas telefónicas y consultas presenciales, disminuir las tareas burocráticas, asignar el rastreo a otros colectivos y en general redefinir y reorganizar en profundidad la asistencia primaria.

“Desde nuestra organización hemos solicitado una nueva cita urgente con la Consejería de Salud y la Dirección Gerencia del SAS para tratar las posibles soluciones a adoptar de forma inmediata”, han dicho. “Los facultativos de Atención Primaria ya no pueden más y los ciudadanos tampoco”. Ya no hay más tiempo. Esperemos que en estos próximos días la Administración ponga sobre la mesa un plan tan ambicioso como efectivo“, han incidido.

“De no ser así convocaríamos una concentración de protesta ante la sede del Gobierno Andaluz para el próximo 3 de octubre”, han concluido desde el Sindicato Médico Andaluz.

Etiquetas
stats