La CHG iniciará en marzo la recuperación ambiental del Río Cabra

Maquinaria en el Guadalquivir durante una limpieza del río encargada por la CHG | MADERO CUBERO

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Joaquín Páez, y el alcalde de Cabra, Fernando Priego, han suscrito este lunes, en presencia de la vicepresidenta del Gobierno central, Carmen Calvo, el convenio de colaboración que posibilitará el inicio de las obras para la restauración ambiental e integración urbana y paisajística del tramo alto del río Cabra, y que se iniciarán en marzo.

El convenio suscrito supondrá la puesta en marcha de diversos trabajos a lo largo de 4.500 metros, y que tienen por objetivo de recuperar este enclave y evitar que se degrade aún más como consecuencia de la presión de las zonas aledañas, con abundantes vertidos e intensamente intervenidas por el hombre. Entre estas actuaciones están la mejora de la continuidad longitudinal y transversal del río, ampliando la anchura de las riberas y creando un corredor fluvial. Además, se realizarán tareas de limpieza y acondicionamiento del Cabra y su ribera para detener la contaminación y los fenómenos erosivos que actualmente sufre y para potenciar la conservación de los tramos fluviales existentes y la recuperación ecológica de los más degradados e inestables.

Estas obras se completarán con la construcción de senderos, áreas recreativas y pasarelas, para mejorar su integración en el entorno, potenciando su relación con el patrimonio medioambiental, y el uso público y la educación ambiental de la población. El proyecto, que se ha adjudicado recientemente por 2,5 millones de euros, aunque contará con una inversión aproximada de 3,8 millones de euros, en virtud de la suma de otras partidas que se están movilizando, como las correspondientes a las expropiaciones necesarias para iniciar las obras.

El acuerdo establece que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir financiará el 80% del coste de las actuaciones necesarias para la realización de los trabajos, mientras que el Ayuntamiento de Cabra correrá con el 20% restante. Con un plazo de ejecución de 16 meses, se estima que las obras se iniciarán a principios del mes de marzo tras la formalización del contrato, cuya firma está sujeta a la apertura de los presupuestos del Estado.

El río Cabra, que atraviesa el término municipal de Cabra al sur de la población y en dirección este-oeste, es un río no regulado, afluente del río Genil. En su tramo alto, sufre problemas como la acumulación de vertidos y basuras, la pérdida de calidad de las aguas, la erosión y desestabilización del cauce y sus márgenes, una grave degradación de la vegetación y la absoluta desconexión del medio fluvial con el entorno urbano, agrícola e industrial.

Etiquetas
stats