El ceiA3 participa la creación del Grupo Operativo Sensolive-Oil

Equipo de Gobierno del ceiA3.

El Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario, ceiA3, participa en la propuesta de creación del Grupo Operativo (GO) Sensolive-Oil, liderado por la Interprofesional del Aceite de Oliva Español y que persigue diseñar la implementación de tecnología instrumental de análisis que permita complementar al panel test en aceite de oliva, como agente de innovación, dinamizando la participación de los distintos actores implicados y colaborando en la divulgación de los resultados y gestión del conocimiento derivado del mismo.

Según ha indicado el ceiA3 en una nota, el proyecto cuenta también con la colaboración del propio Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, así como con la participación de DCOOP y las universidades de Córdoba --con la participación de dos de sus grupos de investigación--, Granada, Complutense de Madrid y Jaume I de Castellón.

El Programa Nacional de Desarrollo Rural ha concedido una ayuda de 99.001 euros para la creación de un Grupo Operativo Supra-autonómico para la Innovación en Materia de Productividad y Sostenibilidad Agrícola (AEI-AGRI), liderado por Aceites de Oliva de España.

Se trata de una ayuda cofinanciada al 53 por ciento por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y el 47 por ciento restante por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que tiene como objetivo diseñar un plan para transferir al sector del aceite de oliva los avances logrados en la búsqueda de tecnologías instrumentales y analíticas que permitan complementar, o incluso sustituir a futuro, el análisis del panel test a la hora de realizar la clasificación comercial de los aceites de oliva o su control.

La legislación europea (que emana de las normas del Consejo Oleícola Internacional --COI--) establece que, para fijar la categoría comercial de cualquier partida de aceites de oliva vírgenes, ha de someterse a un análisis físico-químico y organoléptico. Solo aquellas que cumplen los niveles de los parámetros establecidos en la normativa pertenecerán a una determinada categoría, podrán destinarse a su consumo directo (es el caso del Aceite de Oliva virgen Extra y del Virgen). El resto (los denominados lampantes) tendrá que someterse a un proceso de refinado.

Los aceites de oliva vírgenes son el único alimento en Europa que tiene que someterse a una cata organoléptica obligatoria para su comercialización. La investigación se lleva tiempo trabajando en tecnologías instrumentales capaces de realizar ese análisis de una forma fiable, rápida, reproducible y económica, para clasificar las distintas categorías comerciales de los aceites de oliva vírgenes. Una tecnología que podría complementar al panel test o incluso llegar a sustituirlo en un futuro.

Hasta el momento son dos las tecnologías que mejores resultados han logrado: cromatografía de gases acoplaba a espectrometría de masas y cromatografía de gases acoplada a espectrometría de movilidad iónica. Se ha trabajado con distintos modelos matemáticos de tratamiento de datos para identificar las señales y poder clasificar las muestras de aceites vírgenes.

En estos momentos, una vez afinados los modelos, toca diseñar un plan de validación y de transferencia de tecnología al tejido empresarial, objetivos perseguidos con la constitución del grupo operativo Sensolive-Oil.

Etiquetas
stats