Cambio radical en el tiempo: lluvia hasta el domingo y descenso de hasta 10 grados en el termómetro

.

Noviembre se ha estranado rozando los 29 grados en el valle del Guadalquivir. Ambiente primaveral para un mes cuya imagen se asocia más a una chimenea y el abrigo que a la manga corta. Pero ese panorama tiene las horas contadas. Desde la tarde del martes se va a producir un cambio radical en el tiempo que dejará ambiente lluvioso en toda la provincia hasta finales de semana.

El paso de una vaguada primero, y el descuelgue de un área de baja presión después, va a condicionar la atmósfera peninsular desde la jornada del martes 3 de noviembre. La baja quedará aislada en las inmediaciones del Cabo de San Vicente en la mañana del miércoles, donde interaccionará con flujo subtropical, muy húmedo, que canalarizará hasta el cuadrante sudoccidental de la Península. De esta interacción se formará una borrasca que quedará estacionaria hasta su reintegración en la circulación atmosférica ya a lo largo del fin de semana.

Tiempo muy lluvioso asegurado para los próximos días en buena parte de la Península y de la mitad occidental andaluza, donde podrán llegar a registrarse acumulados cercanos a los 100 litros por metro cuadrado en todo el episodio. En el caso de la provincia de Córdoba, será el extremo occidental y áreas como la Sierra de Hornachuelos o el valle del Guadiato los puntos que mayores valores podrían terminar registrando.

Así, mientras la jornada del lunes será continuación del fin de semana, con tiempo muy estable y temperaturas máximas en el rango de los 25 a 28 grados, la del martes marcará la trasición al prolongado episodio de lluvias. La inestabilidad llegará a partir de media tarde, cuando las primeras lluvias, aún débiles, podrán hacer acto de presencia desde el noroeste de la provincia. El paso de un frente frío, en fase de rotura, dará el pistoletazo de salida del episodio, en una tarde que vivirá ya la primera rebaja en el termómetro, con máximas que bajarán del orden de dos a tres grados respecto a las alcanzadas el lunes.

El miércoles 4 de noviembre la inestabilidad estará presente durante toda la jornada, con precipitaciones que irán ganando en intensidad con el paso de las horas. Día lluvioso y frío, con temperaturas que volverán a quedar por debajo de los 20 grados, acumulando un descenso de más de 10 grados en apenas 48 horas. La inestabilidad continuará sin descanso durante las siguientes jornadas, aunque con matices. Así, mientras la lluvia se mantendrá con diferente intensidad, las temperaturas volverán a registrar un moderado ascenso durante el próximo viernes, para volver a descender bruscamente durante el fin de semana.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats