'Bulería' y 'Kenia', las jirafas llegan por primera vez al zoo de Córdoba

Las jirafas llegan al zoo de Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

La especie animal más alta del mundo ya está en el zoo de Córdoba. Bulería y Kenia, madre e hija, son los primeros ejemplares de esta especie que alberga el recinto cordobés, pese a que desde 2004 -año de remodelación del complejo- se contaba con una instalación apropiada para este tipo de animal.

Bulería ha llegado a Córdoba en la noche de este jueves y su hija lo hará la próxima semana, provenientes ambas del Biopark de Valencia, donde cuentan con un programa de conservación de la jirafa de Suysambu, una zona de Kenia. Estos dos ejemplares son mestizos y no son válidos para el programa genético de conservación de la raza, por lo que se pensó en sacarlas del centro valenciano. Córdoba se ofreció como la mejor opción y la más sostenible: el zoo cordobés ya contaba con una instalación apropiada, se encuentra bien posicionado en el ranking de bienestar animal de este tipo de centros y, además el clima es apropiado para la especie.

Las medidas y el peso de estos dos ejemplares de jirafa impresionan: la madre mide 4,30 metros y pesa unos 800 kilos a sus nueve años de edad, mientras que la hija, de dos años, mide 2,5 metros y pesa unos 400 kilos.

La llegada de las dos jirafas al zoo de Córdoba responde a la filosofía de reservorio genético de especies en la que se han transformado estos centros, más que la mera exhibición de animales que fueron en su nacimiento. La delegada de Medio Ambiente y presidenta del Ingema, Amparo Pernichi, ha destacado este aspecto en la presentación pública de Bulería, además de poner el foco en que con la llegada de los dos ejemplares “se mantiene la unidad familiar” de madre e hija en un mismo centro.

Varios grupos de escolares han sido los privilegiados de ser los primeros en poder ver a la jirafa madre en su primer paseo por las instalaciones del zoo, donde compartirá recinto -cuando termine su proceso de adaptación- con cebras y avestruces, especies ambas propias del hábitat africano de la jirafa.

En ese proceso de adaptación que seguirán las jirafas participarán cuatro cuidadores del Biopark de Valencia, en un proceso de formación y acompañamiento a los cuidadores del zoo de Córdoba que se encargarán a partir de ahora del bienestar de estos animales.

Etiquetas
stats