Los bomberos acordonan el kiosco de San Hipólito

Kiosco adosado a San Hipólito | MADERO CUBERO

Los bomberos de Córdoba se han visto obligados a acordonar el kiosco de San Hipólito, en el bulevar del Gran Capitán, debido a los desprendimientos sufridos en los últimos temporales. Según han confirmado fuentes municipales a este periódico, los agentes han tomado esta decisión después de que se produjese la caída de algunas tejas sobre la vía pública y con el objetivo de que los numerosos ciudadanos que pasean por la zona no se apoyen sobre la fachada y estén en riesgo de sufrir daños.

Además, los bomberos han transmitido el correspondiente informe a la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba, que ahora tiene que actuar en este kiosco para evitar que su deterioro vaya a más. En el kiosco, el Consistorio tiene previsto instalar una oficina de atención al turista.

El kiosko del Bulevar del Gran Capitán lleva cerrado al menos una década. En el mandato anterior, el Ayuntamiento estudió su rehabilitación e incluso se encargó un proyecto de restauración. Entre sus usos previstos se barajó la posibilidad de instalar un punto de información de la Capitalidad Cultural en el año 2016.

Pero la Iglesia inmatriculó San Hipólito, que está gestionada por la Compañía de Jesús, un año antes que la Mezquita-Catedral de Córdoba, bajo el mandato del obispo Juan José Asenjo. De hecho, se inició un trámite administrativo muy complejo que finalizó hace un par de años, cuando la Iglesia finalmente devolvió al Ayuntamiento el kiosco, cuyos planos originales están en la Gerencia Municipal de Urbanismo.

Etiquetas
Publicado el
2 de mayo de 2019 - 07:55 h
stats