El Ayuntamiento prevé tener en octubre los nuevos nombres de calles vinculadas con el franquismo

Jornadas de Participación Ciudadana sobre el cambio de nombre de las calles según la Ley de Memoria | TONI BLANCO

El Ayuntamiento quiere tener decididos en octubre los nuevos nombres de las quince calles que sustituirán a los que ahora tienen vinculación con el franquismo, según dispone la Ley de Memoria Democrática andaluza y aprobó el Pleno del consistorio cordobés.

Así lo ha avanzado la delegada de Participación Ciudadana, Alba Doblas, quien ha señalado que en octubre deberían estar elegidos ya los nuevos nombres y poder realizar su cambio físico en la nueva rotulación de cada vía para finales de año.

Doblas, que ha intervenido en las jornadas de la Escuela de Participación Ciudadana este sábado sobre el proceso que ahora se inicia para llevar a cabo estos cambios, ha destacado la importancia de que se abra a la participación de la ciudadanía la elección de los nuevos nombres. Ahora, durante un período aproximado de un mes, los consejos de distrito de cada zona donde se encuentran las calles y zonas públicas que han de modificar su nombre serán los encargados de recoger las propuestas vecinales y trasladarlas al Consejo del Movimiento Ciudadano, encargado de hacer llegar una propuesta a la Gerencia Municipal de Urbanismo con los nombres con un mayor grado de consenso para cada calle.

"El proceso está establecido en la ordenanza municipal" que rige el cambio de nombre de calles y ahora se producirá de acuerdo a la Ley de Memoria Histórica. El acuerdo para cambiar la denominaciones de calles como Cruz Conde, Conde de Vallellano o Plaza de Cañero se tomó en el Pleno del Ayuntamiento después del trabajo de varios meses de la comisión municipal de Memoria Histórica que elaboró un informe detallado de cada una de las vías que deben modificar su nombre.

Este trabajo, donde participó el Archivo Municipal poniendo a disposición de la comisión todos los documentos que obran en su poder sobre los nombres que las calles han tenido a lo largo del tiempo, se ha expuesto este sábado en las jornadas, a las que han acudido representantes de colectivos memorialistas y miembros del movimiento vecinal.

"Las dictaduras removieron los nombres tradicionales"

"Las dictaduras -de Primo de Rivera y  de Francisco Franco- fueron las que removieron los nombres tradicionales de las calles", ha explicado en este sentido Doblas, sobre el proceso histórico que han llevado muchas de las denominaciones de vías que antiguamente tomaban el nombre de los oficios que se asentaban en ellas, por ejemplo.

Las jornadas han contado también con la experiencia llevada a cabo en Madrid sobre el cambio de nombre de calles. El Ayuntamiento de Madrid, presidido por Manuela Carmena, ha mostrado así en Córdoba cómo el consistorio de la capital está renovando su callejero para adaptarse a lo exigido por la Ley de Memoria Histórica. Txema Urkijo Azkarate, responsable de Memoria de la Oficina de Derechos Humanos y Memoria del Ayuntamiento de Madrid, ha sido el encargado de explicar todo el procedimiento que están llevando a cabo desde el equipo de Carmena.

En la jornada de la Escuela de Participación Ciudadana también intervienen representantes del gobierno municipal cordobés, y el que fuera presidente de la comisión municipal de Memoria Histórica encargada de elaborar el informe sobre el cambio de nombre de las calles, José Rojas.

Asimismo, la directora del Archivo Municipal, Ana Verdú, ha explicado la historia del callejero cordobés y cómo han evolucionado las calles que actualmente están afectadas por el dictamen de la citada comisión. Y el gerente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Emilio García Fernández, será el encargado de explicar cuál es el procedimiento a seguir para la denominación de las vías.

Etiquetas
stats