Al Ayuntamiento le sale cara la cera de las procesiones

Imagen de archivo de señalización por peligro de cera en el inicio de la Calle San Fernando | MADERO CUBERO
El juzgado de lo Contencioso le condena a indemnizar con 5.721,25 euros a un motorista que sufrió una caída en el cruce de Carbonell y Morand tras resbalar con los restos de cera tras el paso de una procesión | El fallo responsabiliza a Sadeco por la falta de limpieza

Unos vierten la cera y otros pagan la factura. El juzgado de lo Contencioso, número 5, de Córdoba ha dado la razón a un motorista que interpuso una reclamación contra el Ayuntamiento al que responsabilizó por la caída que sufrió en abril de 2014 a consecuencia de los restos de cera que quedaban en el pavimento tras el paso de una procesión en el mes de abril de 2014.

El fallo judicial, del que se ha tomado conocimiento hoy en la Junta de Gobierno Local da la razón al motorista, que previamente había interpuesto una reclamación en el Ayuntamiento, que la desestimó en febrero de 2015, y considera responsable único al Consistorio y más concretamente a la empresa municipal Sadeco. “La responsabilidad de la Administración demandada deriva del defectuoso funcionamiento del servicio público que tiene encomendado, el cuidado y atención de calles y otros espacios públicos, así como el control que debe exigírsele de los resultados, producto de ese evento cuyo desarrollo autorizó y permitió”, indica la sentencia que ha acatado esta misma mañana el Consistorio.

La responsabilidad de Sadeco se justifica en el atestado de la Policía Local, en el que se deja constancia que, tras el accidente, se dio aviso a Sadeco para que procediera a la limpieza del cruce en el que se detectaron manchas de cera, “posiblemente producto de haber transitado por el lugar una procesión que, a criterio de esta instrucción, fueron las causantes de la caída de la motocicleta”, señala la sentencia que, tras analizar el reportaje fotográfico y el informe de los agentes, llega a la conclusión de que la zona “no había sido limpiada previamente por el departamento competente del Ayuntamiento”.

De esta manera, se establece una indemnización de 5.721,25 euros, en concepto de responsabilidad patrimonial que, muy posiblemente, no será el último. En esta misma Junta de Gobierno Local se ha tomado conocimiento de otras dos reclamaciones judiciales, por el mismo motivo, que se han presentado ante los juzgados y en las que se tendrán que personar los servicios jurídicos municipales. El pasado mes de junio ya se avanzó que había una veintena de denuncias por accidentes y caídas relacionados con los restos de cera tras la Semana Santa.

Etiquetas
stats