Las altas temperaturas y la sequía incrementaron la contaminación del aire en Córdoba

El dióxido de nitrógeno y el cadmio son los gases de los vehículos a motor que más contaminan en Córdoba | PIXABAY

“Las elevadas temperaturas y la sequía han incrementado los episodios de contaminación”. Esta es una de las conclusiones del informe La calidad del aire en el Estado español durante 2017 elaborado por Ecologistas en Acción, que destaca distintas zonas de la provincia de Córdoba en relación a la contaminación del aire. Señala que la central de Puente Nuevo y el área metropolitana de la capital se encuentran entre “los ocho principales focos de contaminación en Andalucía”.

El informe indica que, durante 2017, “el fuerte calor primaveral y estival, con una mayor anticipación, frecuencia y persistencia de las olas de calor, explica que los niveles de ozono troposférico hayan aumentado significativamente” en buena parte del país. Y, entre las zonas destacadas, se señala que hubo “episodios de contaminación urbana” donde Córdoba y otras ciudades “superaron los límites” establecidos.

En ese mismo sentido, el estudio dice que, en relación al ozono, “hubo además 17 estaciones que sobrepasaron los 25 días de superación al año, de promedio en el trienio 2015-2017, empeorando la situación respecto al trienio anterior aunque mejorando sustancialmente la del periodo 2013-2015”. Entre “los peores registros” obtenidos se encuentra la estación de La Asomadilla en Córdoba capital (65) y Villaharta (57), además de Las Fuentezuelas y Ronda del Valle (Jaén capital), Víznar, y Campillos.

Asimismo, señala que La Asomadilla registró “25 superaciones del umbral de información a la población, en diversos episodios de alta contaminación” a lo largo del año 2017. También en la capital cordobesa, el estudio destaca la presencia de niveles altos de dióxido de nitrógeno en la estación de la avenida Al-Nasir, “cerca de superar el valor límite anual, establecido por la normativa en 40 μg/m3”.

Partículas en el aire de la capital

Por otro lado, en relación a las partículas de polvo,cenizas, hollín, metálicas, cemento o polen dispersas en la atmósfera, entre los territorios “donde se alcanzaron los peores registros de partículas PM10 y PM2,5” se encuentra el área metropolitana de Córdoba, junto a la de Granada y Sevilla y las áreas industriales de Algeciras, Bailén, Cádiz y Huelva, además de Villanueva del Arzobispo.

Respecto a la presencia de niveles elevados de dióxido de azufre en el aire, el informe destaca que hubo “superaciones en la zona industrial de Puente Nuevo”. De hecho, la situación “empeoró en la zona industrial de Puente Nuevo, por el mayor uso de la central térmica de carbón emplazada en la misma”.

Así, el dióxido de azufre en aire “afectó principalmente a los territorios que soportan una intensa actividad de tipo industrial”. Y entre las áreas en las que hubo más “superaciones del máximo valor diario que la OMS recomienda no superar nunca”, se encuentra la zona de Puente Nuevo, junto a la Bahía de Algeciras y Huelva.

Etiquetas
stats