Aire Limpio propone a la Junta medidas para aspirar a generar “residuos cero”

Planta de gestión de residuos en la provincia de Córdoba.

La Plataforma Andaluza contra la Incineración de Residuos y por el Aire Limpio ha presentado ante la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía en Córdoba un documento en el que eleva sus propuestas alternativas al Plan Andaluz de Residuos de la comunidad autónoma para que Andalucía aspire a generar "residuos cero".

Para ello, señalan, "hay que tener voluntad política" para llevar a cabo medidas que caminen tras ese objetivo. Así, el documento presentado recoge argumentos de carácter técnico, jurídico y urbanístico, además de una serie de medidas para prevenir la generación de residuos, su recogida selectiva, la imposición de gravámenes a los objetos de un solo uso, la recuperación de la materia orgánica para hacer compost o la fijación de objetivos de reducción de residuos paulatinamente, entre otros.

Este tipo de medidas ya se implantan en algunas zonas de España y Europa, ha explicado el portavoz de Aire Limpio, Guillermo Contreras, como en Baleares, donde a partir de 2020 no se podrán vender objetos de usar y tirar y todos los productos deberán ser reutilizables. Otras medidas posibles incentivan el reciclaje como los sistemas de devolución, depósito y retorno de envases, donde el ciudadano recibe unos céntimos por envase retornado. "No habría una lata o una botella que se tirara", argumentan.

Piden, asimismo, que en las contrataciones públicas de bienes y servicios se establezcan criterios de prevención y reducción en la generación de residuos, que se generen programas de educación y sensibilización ambiental, que se penalice a los municipios que no realicen recogida selectiva de residuos y se imponga el llamado quinto contenedor, para residuos que mezclan lo inorgánico con lo orgánico (un pañal sucio, por ejemplo).

Con estas medidas, los proponentes entienden que es posible conseguir que se aumente el reciclado de los residuos municipales al 65% en 2030, limitar los vertidos a un 10% en los vertederos en 2035 y establecer la recogida obligatoria de materia orgánica en 2023.

Consideran que, cuanto menos residuos se genere, menos residuos se incineran y mejor calidad tendrá el aire de nuestro entorno. La elaboración del documento presentado es el resultado del acuerdo alcanzado durante el último encuentro de Plataformas Andaluzas contra la Incineración de Residuos y por un Aire Limpio celebrado en Córdoba en enero de este año.

Etiquetas
stats