Adelante pide a Imbroda que “deje de dopar a la escuela privada” con fondos públicos

La parlamentaria de Adelante Andalucía, Ana Naranjo.

La portavoz de Adelante Andalucía en la Comisión de Educación del Parlamento andaluz, Ana Naranjo, ha pedido este viernes al consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, que “deje de dopar a la escuela privada” con fondos públicos, tal y como pretende hacer el Gobierno andaluz de PP y Cs “al plantear que los 2.000 millones del fondo de contingencia consignado por el Estado vayan también a financiar a centros privados concertados”.

Ante ello, y en un comunicado, Naranjo ha señalado que la Consejería de Educación “debe apoyar con todos los recursos a su alcance a los centros públicos, que llevan tiempo abandonados por los distintos gobiernos andaluces”, sobre todo porque “el dinero público tiene que destinarse a financiar a la escuela pública, que es la que garantiza igualdad de acceso y oportunidades, y no a negocios privados”.

A juicio de la parlamentaria de Adelante Andalucía por Córdoba, la situación de la educación pública en la comunidad, de sus profesionales y de las infraestructuras de los centros, es “crítica, y si ya antes requería de todo el oxígeno disponible para reforzar plantillas y reducir ratios, las nuevas necesidades de los centros para adaptarse a la realidad tras el covid-19 hacen aún más necesario y urgente que la Administración cierre filas con ellos”.

Por ello, la portavoz de Educación de Adelante ha exigido a Imbroda que “no genere confusión apelando al alumnado de los centros, con la intención de desviar fondos públicos a empresas privadas, y que su promesa de bajar ratios y contratar más personal para adaptar la enseñanza pública a la nueva normalidad no se quede en unas simples declaraciones”.

En opinión de Naranjo, un ejemplo del “abandono” del Gobierno andaluz a la escuela pública es el CEIP Algafequi, en el barrio de la Fuensanta de Córdoba, donde “el AMPA ha puesto en marcha un innovador proyecto basado en comunidades de aprendizaje, con huerto y comedor, para que el centro, que en los últimos años trabaja con unidades mixtas como consecuencia de una importante caída de matriculaciones, tuviera viabilidad y los padres y madres de la zona lo eligieran para educar a sus hijos”.

Ese “grandísimo trabajo”, según ha subrayado Naranjo, “ha tenido frutos, porque más de 20 familias se han interesado y han realizado los trámites para formalizar matrículas, pero la Consejería de Educación no les permite ofertar suficientes vacantes para cubrir la demanda”. Para Naranjo, “no tiene sentido” que un centro de estas características no cuente con el apoyo de la administración.

Etiquetas
stats