La acción vandálica en Trinitarios también afecta al propio templo

Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado, con la fachada de Trinitarios al fondo | TONI BLANCO

La ciudad ha despertado este viernes con una información desagradable. Lo es sobre todo para los católicos y más si cabe para quienes veneran a las imágenes de Nuestro Padre Jesús Rescatado y el Santísimo Cristo de Gracia. La noticia no ha sido otra que el robo con actitud violenta que se produjera en la tarde del jueves en la parroquia de Nuestra Señora de Gracia y San Eulogio, más conocida como de los Trinitarios. Una acción vandálica que afectara directamente a las hermandades, con sustracción de piezas patrimoniales y algún daño leve en la imagen del Crucificado. Pero este suceso incluye también desperfectos en la propia iglesia, pues también desapareció material informático y otros elementos. Además, hay deterioro en distintos espacios.

El acto vandálico en Trinitarios, por tanto, también afecta directamente al templo. Así lo han hecho saber la orden religiosa y las hermandades del Rescatado y del Cristo de Gracia en un comunicado conjunto. En el mismo se indica que "el pasado jueves 30 de mayo, entre las 16:00 y las 17:00, la iglesia de Nuestra Señora de Gracia y otras dependencias de la parroquia y de la casa trinitaria sufrieron un robo que ha provocado pequeños daños en mobiliario y enseres de culto y litúrgicos". "La Policía Nacional se personó inmediatamente en el convento trinitario verificando los daños e iniciando una investigación para esclarecer los hechos e identificar a la persona o personas responsables de los mismos", continúa el texto.

La realidad es que no sólo se han sustraído elementos del ajuar de las hermandades del Rescatado y el Cristo de Gracia, sino que el propio templo ha sufrido desperfectos por el acto delictivo. En este sentido, el comunicado conjunto señala que "en una primera valoración de los bienes sustraídos o dañados, se verifica el robo de material informático y de enseres litúrgicos, así como de enseres propios de algunas imágenes del templo". "En cuanto a los daños, la mayor parte son de menor consideración, afectando a elementos ornamentales de los retablos, sagrario, rotura de cristales e intento de rotura de algunas puertas. Afortunadamente no se ha producido robo sacrílego y las imágenes sagradas solo han sufrido pequeños daños de menor importancia y que no afectan a las tallas", se expone.

Uno de los daños de los que habla el texto es un rasguño en el rostro del Santísimo Cristo de Gracia como consecuencia de la retirada con fuerza de su corona de espinas, tal y como informara con anterioridad este periódico. "Tanto los religiosos de la comunidad como los hermanos mayores de las hermandades del Santísimo Cristo de Gracia y de Nuestro Padre Jesús Rescatado, junto a un pequeño número de hermanos y de fieles, colaboraron desde que se conoció el suceso para ayudar tanto al cuerpo policial investigador como al orden, limpieza y adecentamiento de los espacios afectados, lo que obligó a cerrar el templo parroquial y sus dependencias durante toda la tarde, no pudiendo celebrarse la misa vespertina", prosigue el comunicado.

"Desde la comunidad de religiosos trinitarios de Córdoba y las hermandades del Santísimo Cristo de Gracia y de Nuestro Padre Jesús Rescatado, agradecemos las muestras de cariño y solidaridad de todos los fieles y vecinos que han sentido este suceso desagradable como propio", resaltan los colectivos afectados en su misiva. "Reiteramos nuestro compromiso carismático por las personas descartadas en la sociedad, visible en las obras sociales de los trinitarios, cáritas parroquial y las bolsas de caridad de nuestras hermandades", se agrega para concluir.

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2019 - 16:54 h
stats