Perfil estético de los políticos... en clave seria (I)

Está claro que con esto de la campaña electoral del día 24 de Mayo los políticos tratan de comernos "el tarro" y nos están mareando con sus promesas, esas que después apenas cumplen algunos por… su falseada cabeza y ciertos rasgos estéticos  del mismo talante en ellos, que me apresuro a resumir.

Veamos: ¿Cuántos políticos entran en juego? ¿Cuánto gastan, aproximadamente en cosméticos y aditamentos de belleza? Y NO VOY A REFERIRME SOLO AL QUE GASTAN EN EL PELO, PORQUE ESTE YA SE LES HA "CAIDO" HACE TIEMPO POR MUCHAS DE "SUS TRAVESURAS" POLÍTICAS.

Para empezar, os diré que cobran una media de 6.000 euros mensuales cada uno, lo que quiere decir que pueden permitirse ciertos lujos estéticos para aparentar lo que no son y ni en muchas ocasiones sienten en su interior, motivo por el cual ya empiezan a no ser sinceros al estar embadurnados de cosméticos, unos físicos, que le cuestan (nos cuestan) unos 2.500 euros anuales de media y otros mentales de proporciones incalculables, los más caros que pagamos, por sus equivocaciones y otros enredos, que no solamente travesuras. Pero me referiré solamente a la económica-cosmética de los 1.206 parlamentarios Autonómicos, los 1.031 diputados provinciales y los 150 responsables de cabildos y  consejos insulares. Total 2.387 los "pájaros que andan al vuelo", que multiplicado por 2.500 euros no dará la friolera cifra de ¡5.967.500 euros al año! Si a esto le sumamos los 8.812 alcaldes y los 65.896 concejales, total 74.708 de por medio, y lo multiplicamos por la sencilla y modesta cifra de 500 euros anuales, que suelen gastarse en florituras embellecedoras, arrojará la descomunal cifra de ¡¡37.354.000---- euros!! Total, entre estos y los primeros sumarán ¡¡¡ 43.321.500!!! de nuestros bolsillos para su acicalamiento personal.

A todo esto, sin sumar los gastos de los más altos cargos que se nos avecinan en el próximo noviembre en las elecciones generales, quienes más cobran, que serán: 650 diputados y senadores y los 200.000 metidos a dedo para cargos de confianza (asesores, dirigentes de órganos de gestión y organismos internos, representaciones internacionales, empresas públicas, consorcios, fundaciones y mancomunidades y, cómo no, los de las cajas de ahorros…, a lo que debemos sumarle los sindicalistas y los puestos cercanos o lejanos de los que estos se rodean (parientes, amigos…), completando la escandalosa y desvergonzada cifra de casi 500.000 "chupones" del árbol del votante, 300.000 más que en Alemania. Ahora supongamos que estos 200.650 últimos se gastaran (o "invierten" para el engaño embellecedor y electoralista y, después, en su mandato) una media nada más que 2.500 euros anuales para acicalarse… llegaríamos a ¡¡501.625.000 euros!! más que añadir. Total, que ya pueden ponerse guapos con 43.321.500 + 5.967.500 + 501.625.000  ó ¡¡¡550.914.000 de euros en total!!. Todo sin contar comilonas, dietas y otros extras…, a lo que no me atrevo añadirle los millones y millones de corruptelas de los corruptos y otros que me voy a callar por modestia "korina" y otras "elefantadas" bien conocidas y no atribuibles (¡faltaría más, que vivo de los pelos!) al que suscribe, que en tal caso, sería el rey de los pelos…

Si esta millonada la dividimos entre los doce meses que tiene un año… arrojará un total de casi 45.909.000 de euros mensuales gastados en parafernalias embellecedoras. ¡Y qué guapos y maquillados para decir lo que queremos escuchar durante cuatro años, además de la campaña electoral habida, que no para llevar a cabo en su mandato, seguramente, en su totalidad!

¿Y en qué remedios estéticos los gastan?

Dejaré para la próxima semana sus manías estéticas secretas al respecto, lo que haré en clave de humor para no enfadarnos nadie y para que a ninguno de ellos se les caiga el pelo más de lo que hasta ahora se le ha podido caer para su propia vergüenza y mayor asombro nuestro… ¡Y muchos de ellos sin cortarse un pelo ante sus imputaciones y enchufismo hacia sus amiguetes con puestos en creados a ex profeso para ellos! ¡Qué jetas! ¡Y bien maquillados, perfumados y algunos hasta vestidos con buenos trajes – a medida- y pagados por nosotros…

De cobrar menos al mes, o lo que gastan en estas lindeces personales, daría por ejemplo para solucionar la hepatitis C de esos cientos de personas que la padecen en España, sobrando para que los niños excluidos socialmente tuvieran libros para educarse, o como alimento a tantos otros críos que no tienen para alimentarse… o para ayudar con la lacra de tanto enfermo dependiente, o…

¿No os habíais dado cuenta? Pues pensar en ello y en todo cuanto se podría realizar si se bajaran el sueldo un poquito, solo un poquito, y se dejaran de tanto adorno y colorín como se aplican. Total, para nada, porque ni ellos mismos se arreglan convenientemente.

Para ellos les lanzo este mensaje como alegoría a lo bien hecho y a la prevención: "Las personas que no se aceptan tal como son, suelen ser las más propensas a padecer enfermedades, muchas de ellas incurables, ENTRE ELLAS LA MENTIRA". ¡¡¡A ver si lo aprenden, QUE ES POR SU BIEN!!

Etiquetas
Publicado el
19 de mayo de 2015 - 05:06 h