¿Gafas para maquillarse una misma?

¿Verdad que suena a broma? Pues, no lo tomes así. Es absolutamente serio y responde a  verdad más absoluta. Son especiales para mujeres que padecen de presbicia y, por lo tanto, ideales para maquillarse por una misma al no ver nítidamente de cerca.

Personalmente las conozco desde hace muchos años a causa de mi profesión de estilista, donde a todo lo que ayude al embellecimiento de las personas y la comodidad para ello ha tenido la mejor de mis bienvenidas, como fue al saber de su existencia. Por cierto, un conocimiento que no está para nada divulgado, a pesar de su extremada utilidad, y que podréis encontrar en vuestra óptica habitual.

He de confesaros que su descubrimiento fue casual. Lo supe cuando yo trabajaba en TVE-1 ofreciendo mis famosos . En esa ocasión  mi modelo fue Sara Montiel, mi buena amiga Antonia, compañera en Radio España con Ketty Kauffman. No le gustaba que le maquillaran porque decía que se veía "rara, rara". Y, como ciertamente  ya no veía  bien, prefería hacerlo por ella misma. Sacón unas gafitas monísimas, se las colocó en posición correcta, levantó uno de sus cristales y comenzó a maquillarse… Le pregunté por el invento y me dijo: "Son estupendas y me apaño muy bien con ellas. Así me maquillo a mi gusto. Antes estaba siempre pendiente de que me maquillaran. Esto es más cómodo". Lo que le afirmé, sobre todo al ver que se había maquillado perfectamente, aunque bien es cierto que en ello tenía experiencia por su trayectoria profesional, donde a veces las prisas e independencia artística mandan y no pueden estar a expensas de maquilladoras.

Luego me quedé pensando sobre estas gafas de tanta utilidad, especialmente por si tenía que dar un consejo de cómo maquillarse a diario, especialmente los ojos. Son muchas las féminas que no ven correctamente, incluso huyen de  hacerlo en el rostro, por lo que, incluso, son reacias a maquillarse por nosotros al no tener costumbre de ello. Porque, luego, unas se ven exageradas y otras no se gustan.

Estas gafas están concebidas para tal fin y existen infinidad de modelos para todos los gustos, además de ser muy económicas en función de su utilidad. Disponen de unos cristales graduados que giran hacia abajo, mientras dejan un gran margen para maquillarse la cara y colorear los ojos. Con ello se puede maquillar primeramente un ojo y, después, bajar el cristal del ojo maquillado y utilizar este para maquillarse el otro. ¡¡Qué gran invento!! Y yo, que no pierdo "ripio" alguno en esto del embellecimiento de la mujer aquí estoy, dándoselo a conocer a quien lo necesite para estar más atrayente.

Aprovecharos de ello las "cortitas" de vista. Porque, de lo contrario, o bien os tendrán que maquillar o, contrariamente, quienes os vean mal maquilladas, darán por hecho que os maquilláis "a ojo".

Pues, nada, ahora ya sabéis de la existencia de estas gafas para maquillaros por vosotras mismas perfectamente. Solamente os bastará conocer de antemano aquellos tonos que enaltezcan vuestra mirada y hasta alcanzar una mirada de "de gata".

De cualquier manera quiero daros un último consejo: De tener que usar gafas de mucho aumento, no exageréis la nota del color ni de la amplitud en las zonas. Pueden verse encarecidas y fuera de lugar.  ¿A qué esperas para comprarlas y estar más guapa a diario?

Etiquetas
Publicado el
21 de julio de 2015 - 04:02 h
stats